Pasar al contenido principal

Donde es mejor poner las ruedas nuevas, ¿delante o detrás?

El eterno y clásico dilema en la barra de un bar.

lujo ruedas detras delante michelin llanta bmw x5

¿Dónde colocar las ruedas nuevas? ¿Las ruedas nuevas delante? ¿Las ruedas nuevas detrás? Son preguntas clásicas que muchos se hacen cuando solamente vas a cambiar dos neumáticos y cuya respuesta siempre despierta un debate de barra de bar en la que muchas veces la lógica no siempre está presente: ¿debemos colocar los neumáticos nuevos en el eje delantero o en el eje trasero?

La lógica nos puede decir que hay que colocar los neumáticos nuevos en el eje que más gasta las ruedas, para tener un extra de seguridad: esto siempre suele ser el eje delantero, ya que son estos neumáticos los que más sufren y, por ende, los que más rápido se desgastan. Los neumáticos traseros parece que solamente tienen que seguir a los delanteros, por eso lo que estoy a punto de revelarte te puede sorprender: los neumáticos nuevos siempre en el eje trasero. ¿Por qué?

 

 

Pues principalmente por una cuestión de seguridad y de estabilidad. Si tenemos que cambiar dos ruedas, es muy probable que las del eje delantero estén más gastadas que las de atrás, en cualquier coche nuevo: bueno, salvo que pases los domingos quemando rueda con una joya de Mercedes-AMG con tracción trasera. En ese caso, lo más recomendable es poner los neumáticos traseros, en mejor estado, en el eje delantero y poner los nuevos neumáticos en el eje trasero.

¿Cuáles son las ventajas? La principal es mantener al eje trasero en su sitio: para la mayoría de conductores es más sencillo controlar pérdidas de tracción en el eje delantero que no en el eje trasero, especialmente en condiciones de baja adherencia. Si pones el neumático nuevo delante y el gastado lo pones detrás, en condiciones de lluvia (aquí te doy unos consejos para conducir con lluvia) el neumático delantero (que aguanta la mayor parte del peso al contar con el motor sobre sus hombros) tendrá un mejor apoyo y evacuará mejor el agua. Dejando al eje trasero mucho más ligero y con reacciones mucho más imprevistas y más difíciles de controlar: aprende aquí cómo controlar el sobreviraje y el subviraje.

 

Vídeo: consejos sobre los neumáticos de tu coche

 

Dejar los neumáticos traseros gastados supone incrementar notablemente el riesgo de sobreviraje y esto es algo realmente malo ya que la mayoría de conductores no controlan la técnica del contravolante. También es más peligroso pinchar un neumático trasero que uno delantero a alta velocidad: se puede producir una pérdida del control del eje delantero y si no tienes buenas manos, será complicado mantener el control.

Lo mejor, si solamente vas a cambiar dos neumáticos, es colocar los neumáticos traseros, gastados, en el eje delantero, mientras que los nuevos los colocas detrás, equilibrando el conjunto: eso sí, debes tener en cuenta que si tienes un vehículo con tracción integral y hay mucha diferencia de desgaste entre ejes esto puede suponer un problema para el diferencial y se puede dañar de manera anticipada: en este caso es mejor cambiar los cuatro neumáticos.

 

 

De esta manera, colocando los nuevos neumáticos detrás, harás que los delanteros se terminen desgastando notablemente más pronto que tarde, por lo que al cabo de poco tiempo deberás cambiar también los neumáticos delanteros: en ese momento, deberás colocar los ‘semi-nuevos’ que habías colocado en el eje trasero en el eje delantero, y los nuevos neumáticos colocarlos, como ya sabes, en el eje trasero. 

Recuerda que nunca hay que llegar a un punto extremo: si tienes los cuatro neumáticos gastados, deberás cambiar los cuatro. Poner un neumático muy gastado en el eje delantero y otro nuevo en el eje trasero tampoco es algo bueno para el coche. Lo ideal es siempre contar con neumáticos en buen estado en ambos ejes, pero si los colocaste nuevos en su día y ves que el neumático delantero está notablemente más gastado y toca cambiarlos, ya sabes lo que toca: el neumático nuevo siempre atrás y el neumático trasero menos gastado, delante. ¡Toma nota!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear