Pasar al contenido principal

Ford Ranger Raptor: el pick-up que todos estábamos esperando

Un F-150 Raptor en tamaño europeo. ¡Ojalá se venda aquí!

off-road pick-up pick todoterreno robusto

Y es que no está claro que el Ford Ranger Raptor pueda entrar en la lista de los coches nuevos que se venden en nuestro país: de momento Ford no se ha pronunciado sobre su comercialización en el viejo continente, pero parece que hay margen para que pueda convertirse en una opción interesante: más allá de ser un vehículo práctico o de trabajo, pasaría a ser un vehículo pasional, para pasártelo bien, especialmente fuera del asfalto.

¿Quieres verlo en movimiento? Aquí tienes el primer vídeo del Ford Ranger Raptor

Ford debería saber que el Ford F-150 Raptor es uno de los coches americanos más ansiados en Europa: no corre gasolina por tus sangres si no sientes un cosquilleo en el estómago al ver cómo esta bestia pega saltos por el desierto de Mojave. Y es que en el viejo continente está empezando a haber un interés por las pick-up, coches como el Fiat Fullback Cross de esta prueba o el mítico Toyota Hilux son buenos ejemplos. El Ford Ranger también está golpeando fuerte, todos ellos beneficiándose de la nueva normativa en España, que permite a los pick-up homologarse como turismo y no como vehículo comercial.

 

 

Por supuesto, los SUV dominan el panorama entre los coches nuevos, aunque son coches que no son buenos en nada: por eso no es de extrañar que auténticos todoterrenos robustos, capaces fuera del asfalto y un buen comportamiento off-road, como el Jeep Wrangler o un el Mercedes Clase G, están triunfando y cada vez mejoran más sus cifras de ventas. Si creas un pick-up, con un comportamiento off-road brutal, un buen hacer sobre asfalto y una estética brutal, parece que el éxito está asegurado.

El Ford Ranger Raptor llega con una estética que nos recuerda claramente a su hermano mayor, con el mismo color azul Lightning, llantas de 17 pulgadas y muchos detalles en color negro y con protecciones en los bajos. No obstante, lo más relevante es su altura libre al suelo: 283 mm gracias a un nuevo esquemas de suspensión y amortiguadores obra de Ford Performance o la ayuda del especialista Fox Racing. Su puesta a punto está pensada para tener un comportamiento adecuado sobre asfalto pero, especialmente, para ser una bestia imparable lejos de él. ¡Lo que más nos gusta!

En el eje trasero encontramos un eje rígido, como debe ser en cualquier vehículo pensado para el off-road. Sus cotas off-road son de primera: 32,5º de ángulo de ataque (¡flipa!) y 24º de ángulo de salida. Su enorme caja y su gran capacidad de arrastre, de 2.500 kg, ponen sobre la mesa su versatilidad a la hora de transportar objetos pesados, algo clave en un mercado como el americano. menos importante en Europa pero siempre es algo interesante.

 

 

El Ford Range Raptor viene de serie con el sistema Terrain Management System (TMS) con diferentes modos de conducción tanto dentro como fuera del asfalto. Este sistema permite al coche ser bueno en cualquier circunstancia o estilo de conducción, modificando diferentes parámetros para conseguir la máxima eficacia. Sobre asfalto encontramos un modo normal, que busca optimizar el confort y el ahorro de combustible, mientras que el modo Sport busca mejorar al máximo su comportamiento dinámico. 

Por supuesto, es fuera del asfalto donde el Ranger Raptor saca todo su potencial: aquí encontramos cuatro modos de conducción. Se podrían resumir rápidamente de la siguiente manera. El modo gravilla o nieve, pensado para conseguir la máxima tracción en situaciones de baja adherencia. El modo barro y tierra, ofreciendo un extra de tracción cuando el coche se encuentra hundido en un terreno poco estable. El modo roca, pensado para circular, de manera despacio y precisa, sobre terrenos de rocas. Por último, nuestro favorito: el modo Baja, ¡pensado para sentirte como el piloto del Paris Dakar!
 
¿Y quién se encarga de mover esta bestia? ¿Un enorme V8? ¿Un V6 Ecoboost como el Ford F-150? Para nada: el encargado de mover a esta bestia es un motor diésel de dos litros y doble turbo capaz de entregar 213 CV y un descomunal par de 500 Nm. Estará asociado a una caja automática de 10 velocidades, desarrollada para ser eficaz tanto sobre asfalto como, especialmente, fuera de él.

 

 

En su interior encontramos un aspecto muy racing y moderno, con asientos deportivos, un volante específico y otros pequeños detalles. También cuenta con toda la tecnología en cuanto a conectividad, con el sistema SYNC 3. Por supuesto, también está a la última en cuanto a ayudas a la conducción, con apoyos como el control de descenso o el sistema de remolque inteligente. 

Sin duda el Ford Ranger Raptor no sería un superventas en Europa, pero sí que sería una versión con la que hacer despegar las ventas del Ford Ranger. Estéticamente mucho más chulo y con mucha tecnología para disfrutar de la conducción off-road más salvaje. ¡Lo queremos! Por favor Ford, ¡escucha nuestras plegarias!

Todos los detalles de la gama del Ford Ranger

Lecturas recomendadas