Pasar al contenido principal

El Lamborghini Aventador Ultimae, por fin en la carretera

Lamborghini Aventador Ultimae
Lamborghini

El gran final de los V12 puros de Lamborghini

El Lamborghini Aventador Ultimae marca el final de la historia de este sorprendente deportivo. Se trata de una serie limitada a 350 unidades con carrocería coupé y 250 roadster con la que se pretende realizar una despedida por todo lo alto y ahora la marca ha querido celebrar su creación con una ruta especial.

Dos unidades, una en versión coupé y otra descapotable, han protagonizado este camino recorrido desde la costa hasta las montañas. Carreteras de zonas como Emilia Romagna han sido las elegidas por Lamborghini para esta ruta, ya que allí no solo se iban a poder disfrutar las cualidades de los coches, sino que también se podían generar algunas estampas increíbles.

De esta forma, el fabricante de superdeportivos celebra la edición que marcará el fin de los motores V12 tradicionales la marca. Sin duda, es un momento triste para los amantes del automovilismo tradicional, pero también uno emocionante, ya que se trata de una evolución muy especial del Aventador.

Para crearlo, la parte mecánica se ha inspirado en la versión SVJ, pero la estética ha partido de la elegancia del S. Así, la idea era dar con un superdeportivo de aspecto sofisticado, pero que contara con unas prestaciones sensacionales.

No te lo pierdas: Probamos el Lamborghini Aventador Ultimae

Por fuera, como se puede ver, destacan algunos detalles en negro y elementos como un gran difusor trasero. Asimismo, por dentro se ha hecho un notable uso de materiales como la fibra de carbono, mientras que la Alcantara es otro toque imprescindible aquí.

No obstante, lo que define al Aventador Ultimae es su motor: un V12 atmosférico de 6,5 litros que desarrolla 780 CV. Supera así al SVJ y este propulsor le permite pasar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 354 km/h. Esto sí que es una despedida por todo lo alto.

600 unidades y todas vendidas

Tan solo 600 unidades de esta edición especial se fabricarán para todo el mundo y solo los más afortunados podrán tenerlo en su garaje. Y no han esperado, de hecho, ya que todos los coches han sido vendidos. 

Eso sí, el más costoso es el último fabricado, ya que fue subastado el mes pasado por 1,6 millones de dólares. Se trata de una unidad asociada a un NFT a escala 1:1 del coche, el cual fue creado por los artistas Krista Kim y Steve Aoki. 

Sea como fuere, ese fue un caso excepcional. Sobre los 599 deportivos restantes, el precio del Aventador Ultimae es de 430.000 euros para el coupé y de 470.000 euros para el roadster. Mucho más económico, ¿verdad?

Etiquetas:

Motor Superdeportivos

Y además

Buscador de coches