Pasar al contenido principal

Así es el Lamborghini Huracán único del Papa Francisco

Pero tranquilo, no irá a misa con él, tiene un buen fondo detrás.

Es una moda no escrita. Por mucho que te cueste creerlo de primeras. El Papa, antes o después, siempre termina con un superdeportivo en sus manos. A veces realmente espectaculares, como el Ferrari Enzo del Papa Juan Pablo II. Las marcas, especialmente las italianas, colaboran así con una institución, la Iglesia Católica, fuertemente arraigada a las tradiciones italianas y cuya finalidad es la recaudación de bienes para ayudar a los más necesitados. Esperemos que así sea y que la subasta de este Lamborghini Huracán del Papa Francisco no pase a engordar las arcas públicas vaticanas.

El Lamborghini Huracán del Papa Francisco es, además, uno de los ejemplos más especiales que hemos conocido hasta la fecha. ¡Está personalizado! Sí amigos, no es un Lamborghini Huracán negro interior negro, aburrido, uno más, ¡qué va! De acuerdo: el color blanco no es muy atrevido, pero el objetivo de Lamborghini ha sido crear un Huracán especial, con una combinación de color que emula la bandera del Estado Vaticano, el blanco y el oro, de la mano.

 

Vídeo: ¿Cuál es tu Lamborghini Huracán? ¿Verde, azul o amarillo?

 

En las imágenes se puede ver cómo se trata de un Lamborghini Huracán LP580-2, la versión menos potente de la gama y que cuenta con la particularidad de contar con tracción en las ruedas traseras, en lugar de la tracción integral. Los bajos están pintados en color negro brillante, mientras que las llantas, cuentan con un acabado diamante que todavía resalta más esa curiosa forma que tienen, como con cinco grandes agujeros y que, inevitablemente, nos recuerdan a otras llantas de Lamborghini de tiempos pasados. En la galería también podrás ver las fotos de su proceso de construcción, donde se puede ver el vano del motor terminado en fibra de carbono forjado (como el que inunda el exterior e interior del Lamborghini Huracán Performante), así como su interior bitono negro/crema.

Resulta llamativo ver cómo una marca de superdeportivos realiza una creación personalizada para el Papa y la Iglesia Católica. Sin duda, este ejemplar, desde ya, se ha convertido en uno de los Lamborghini Huracán más valiosos que existen, un valor que se lo da la firma en el capó del actual Papa Francisco. Un modelo único que sin duda será un 'caramelito' para todos aquellos que coleccionen objetos del Vaticano o coches de personajes famosos. Bueno, este Lamborghini le durará poco al Papa, pero durante un pequeño espacio de tiempo se puede decir que es suyo. ¡Esperemos que al menos se dé un paseo a la manzana a sus mandos!

Lecturas recomendadas