Pasar al contenido principal

McLaren 570S Prior Design PD1: ¡el ‘baby’ McLaren se nos cabrea!

Cada vez deja de ser más ‘baby’ para convertirse en algo muy, muy serio.

El McLaren 570S Prior Design PD1 es un buen ejemplo de que el McLaren más pequeño puede ser algo mucho más serio de lo que considera todo el mundo. Desde su nacimiento se ha considerado el ‘baby’ McLaren, la opción para aquellos que no llegan al brutal McLaren 675 LT o al recién presentado McLaren 720S. Pero nada más lejos de la realidad: el McLaren 570S es una auténtica bestia, de serie, y si tomas de la mano a un preparador como Prior Design para darle un punto más salvaje en el exterior, ¡la cosa se pone muy seria!

Te interesa: ¿un McLaren de cuatro plazas y anclajes Isofix? ¡No es una broma!

Es cierto: el McLaren 570S tiene un aspecto mucho más ‘bonachón’ comparado con algunos de sus hermanos de gama, pero no hay nada que cuatro toques estéticos no puedan solucionar. Los chicos de Prior Design -¿recuerdas el Mercedes Clase S Prior Design que te enseñé hace un tiempo?- se han puesto manos a la obra y han desarrollado el kit PD1 para el McLaren 570S. Consta de una serie de elementos que ridiculizan su aspecto: taloneras, nuevas rejillas en las aletas delanteras, difusor trasero espectacular, un enorme alerón o una toma de aire en el techo que le da un aire mucho más racing.

 

 

El conjunto estético del McLaren 570S Prior Design PD1 se completa con unas espectaculares llantas de aleación forjadas PD3CLForged que pueden elegirse en varias medidas, ¡hasta en 23 pulgadas! La suspensión también se ha modificado con el objetivo de mejorar el empaque del conjunto. ¡Objetivo conseguido! En el interior, los cambios son ligeros pero eficaces: la tapicería de alcántara cubre todos los elementos, incluido el salpicadero o el túnel central: la costura a rombos y los detalles el color naranja ponen la guinda divertida y exclusiva. ¡Mola!

Prior Design es especialista en modificar el exterior de los coches para darles un punto más racing, más espectacular. Con el McLaren 570S lo han conseguido y, en esta ocasión, creo que el aumento de potencia no es algo prioritario: los 570 CV y 600 Nm de serie que produce el motor V8 biturbo son suficientes para catapultar al más pequeño de los McLaren de cero a cien en 3,2 segundos y permitirle alcanzar los 328 km/h. ¡Cifras muy serias! Con estas prestaciones y este aspecto, ¿sigues pensando que este es un ‘baby’ McLaren?
 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear