Un Mercedes-AMG C63 Estate podría humillar a un Porsche 911 GT2 RS

Para Väth, un poco de pasta basta...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Este AMG C63 modificado por Väth tiene 700 CV, subiendo su par a los 900 Nm. Se trata de un incremento considerable sobre las cifras del modelo normal, con 517 CV y 700 Nm extraídos de su motor 4.0 V8.

Corro lo mismo que un Porsche 911 GT2 RS

El kit que han instalado en Vath permite que este Mercedes familiar pase de 0 a 100 en 3,3 segundos; es decir, supera en aceleración al Ferrari 458 Italia. La mayoría de los AMG tienen una velocidad máxima limitada a 250 km/h , pero este monstruo alcanza los 340 km/h, lo que lo convierte en un coche tan rápido como el Porsche 911 GT2 RS (aquí la prueba). Y te recordamos que es el 911 más potente producido jamás.

¿Cuánto te costará sacar toda esta fuerza del propulsor de tu Mercedes-AMG C63 Estate? 12.800 euros. Eso incluye la electrónica y los turbos, además de un radiador de aceite para el motor y la transmisión. Si todavía te sobra pasta, por 3.440 euros Vath ofrece un escape personalizado con un sonido muy distintivo (pulsa un botón y podrás elegir entre el rugido de un V8 biturbo y el de un V8 normal). La suspensión que rebaja la altura entre 20 y 40 mm tiene un precio de 690 euros, mientras que las mejoras en los frenos son 890. Y si quieres unas llantas de aluminio de 20”, envueltas por unos neumáticos Continental, tendrás que arrimar 3.050 euros.

O cómo darle sopitas con ondas a un 911 GT2 RS

¿Hay más? Desde luego, todo lo que imagines y lo que dé de sí tu bolsillo. Apunta: siempre puedes optar por que tu 220d se parezca al C63 AMG con un pack exterior de fibra de carbono por 1.980 euros (con un spoiler delantero y un difusor), alfombrillas de terciopelo por 190 euros y un velocímetro que puede ajustarse para que marque 360 km/h por 1.980 euros. Suma y sigue…

Lecturas recomendadas