Mini John Cooper Works Bulldog Racing Edition: de Nürburgring, a tu garaje

Mini John Cooper Works Bulldog Racing Edition
Foto del redactor Sergio Ríos

Mini ha lanzado una edición especial de su John Cooper Works inspirada en la competición para celebrar su buen resultado en las 24 horas de Nürburgring. Con una estética más deportiva y una puesta a punto especial, ¿qué más podrías pedir?

Las 24 horas de Nürburgring marcaron un buen resultado para Mini, que firmó con Bulldog Racing un segundo puesto. Por supuesto, algo así había que celebrarlo de alguna forma, de manera que se ha creado una edición especial que podría pasar por un auténtico coche de carreras. Se trata del Mini John Cooper Works Bulldog Racing Edition.

Como su nombre indica, esta configuración se basa en la variante deportiva del Mini de tres puertas, a la que se añaden -y se restan- numerosos detalles. Comenzando por el exterior, podemos ver un adhesivo en el techo con el logotipo del equipo, así como unas llantas OZ Racing de 17 pulgadas con neumáticos Pirelli P Zero.

Con esto, el aspecto de la carrocería de este utilitario deportivo no es especialmente llamativo, pero sí se perciben más las diferencias en el habitáculo. En el interior del Mini JCW Bulldog Racing Edition es donde se aprecian esos elementos que he mencionado que se han eliminado para esta configuración, ya que no hay asientos traseros.

En lugar de estas plazas, la firma ha colocado una barra de refuerzo Stern Performance Parts, con una malla. Este es el toque más llamativo dentro de este modelo, donde también hay detalles como logos del equipo de competición y placas identificativas de esta edición especial. En estas placas se señala además algo más: la fecha en la que se configuró la suspensión en Nürburgring.

De hecho, la suspensión es una de las claves de este modelo, ya que se trata de una roscada KW V3. Gracias a esto, es posible ajustar la altura del coche, pero también parámetros como el rebote o la compresión de los amortiguadores. Ahora bien, no es necesario hacerlo, ya que cada unidad ya será configurada antes de ser entregada por pilotos del Bulldog Racing en el circuito alemán.

Con esto, si bien la mecánica de 231 CV y 320 Nm de este modelo no cambia, el Mini John Cooper Works Bulldog Racing Edition promete grandes sensaciones al volante. Esto además vendrá acompañado de un sonido más atractivo, ya que se incluye un sistema de escape Remus especial. Un toque final que muchos agradecerán, sin duda.

Ahora bien, ¿cuánto costará todo esto? Por ahora, el precio es un misterio, aunque podemos tomar como base los 43.770 euros del JCW normal, cifra que superará claramente esta edición. Cada unidad podrá personalizarse además al gusto del usuario y será posible añadir las piezas de esta variante a los ejemplares fabricados a partir de 2014. Todo, por una celebración en condiciones.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches compactos deportivosMotor