Pasar al contenido principal

Nissan Skyline GT-R34 o Toyota Supra mk4, ¿cuál era mejor?

Dos japoneses que se vieron las caras a finales de los noventa... ¡los eternos rivales!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Nissan Skyline o Toyota Supra

Nissan Skyline GT R34 o Toyota Supra Mk4, ¿cuál era el mejor? Son dos coches tan pasionales que, probablemente, tengas ya una opinión sobre esto y puede que tan siquiera sepas por qué. Por eso, vamos a repasar la historia de estos dos mitos sobre ruedas nacidos en Japón.

El primero en llegar sería el Toyota Supra Mk4 (conocido también como Toyota A80), que se dejó ver por primera vez en el año 1993; bueno, como segunda generación (o cuarta si tenemos en cuenta los Celica Supra), claro, porque derivaba del Toyota Supra A70… 

No te pierdas: ¿Por qué el nuevo BMW Z4 y el nuevo Toyota Supra son tan distintos?

Su debut revolucionó el concepto que hasta la fecha se tenía de la palabra Supra, porque este modelo renunciaba a las líneas rectas de sus antecesores y adoptaba una imagen curvilínea que le daría una aspecto inconfundible. 

Se renunciaba a los faros escamoteables y adoptaba el aluminio como material principal -algo maravilloso para su dieta, ya que adelgazó 90 kg-. Pero quizá sus prestaciones fueron lo que más expectación levantaron gracias al nuevo motor de seis cilindros en línea que montaba, el 2JZ. 

 

Toyota Supra

 

Este bloque era capaz de ofrecer hasta 330 CV de potencia, acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima, aunque esa cifra llegó a superarse… Contaba además con dos versiones: una atmosférica asociada a un cambio de cinco marchas y otra de doble turbo con cambio de seis marchas (conocidas como 2JZ-GE y 2JZ-GTE, respectivamente).

La 2JZ-GTE del Toyota Supra Mk4 fue la más famosa, porque llegó para enfrentarse al propulsor RB26DETT del otro protagonista de esta historia, el Nissan Skyline GT R de tercera, cuarta y quinta generación. 

 

Nissan Skyline GT R34: ¿el más rápido y furioso?

El Nissan Skyline GT R34 llegó en 1999, unos años más tarde que el Toyota Supra, y lo hizo con dos carrocerías: una de dos puertas y otra de cuatro. La primera variante GT-R del Nissan Skyline montaba un bloque de 2,6 litros biturbo y 332 CV.

Se hizo muy famoso debido a la película ‘Fast and Furious’ protagonizada por Paul Walker pero, al igual que el Toyota Supra, lo que le de verdad le hizo ganarse el protagonismo que tenía fueron sus prestaciones; gracias a la tracción a las cuatro ruedas lograba una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4,7 segundos: una cifra muy similar a la par del Supra. 

 

 

Quizá lo mejor del Nissan Skyline R34 fue que tuvo hasta ¡11 versiones diferentes!, siendo las más conocidas la V-Spec, M-Spec, Nürburgring… y la Z-Tune, de la que solo hubo 20 unidades, firmadas por Nismo, y que venía con 500 CV de potencia. 

 

Nissan Skyline GT R34 o Toyota Supra Mk4: ¿cuál era mejor? 

Tanto el Nissan Skyline GT R34 como el Toyota Supra fueron una auténtica revolución porque supieron ganarse a la prensa de la época y a todos aquellos que pudieron probar sus virtudes en los años noventa y principios del nuevo milenio. Tenían sus cosas, pues muchos se quejaban del 'lag' del turbo del Nissan, por ejemplo, pero no era suficiente como para afectar su armonía general... 

 

 

El nuevo Toyota Supra ya asoma en el horizonte, pero sí sigues prefiriendo el clásico, debes saber que hoy en día, en el mercado de segunda mano, deberás preparar como mínimo 20.000 euros para hacerte con una de estas unidades... lo mismo que ocurre con el Nissan. Una prueba maravillosa del valor de estos dos japoneses.

Todo lo que debes saber sobre el Toyota Supra está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas