Más de 200 inversores piden 900 millones de euros por el caso 'Dieselgate'

Sede de Mercedes-Benz.

Gustavo López Sirvent

El motivo de las demandas se debe a los daños causados por las pérdidas de cotización de la antigua Daimler AG, cuando entre el 10 de julio de 2012 y el 20 de junio de 2018 el valor de sus acciones cayó de más de 90 euros a menos de 60 euros. 

El caso 'Dieselgate', que se destapó entre 2009 y 2015 y por el que se manipularon las emisiones algunos vehículos de motores diésel de la compañía, vuelve a la actualidad informativa. Ahora, un grupo de inversores ha demandado a Mercedes-Benz por no haberles informado a tiempo sobre ese asunto. 

Por esta razón, los demandantes reclaman daños y perjuicios por pérdidas sufridas que alcanzan los 900 millones de euros.

La agencia alemana de noticias DPA informó de que la demanda se ha presentado en el Tribunal Regional Superior de Stuttgart, y según ese despacho, el principal demandante en este proceso es un inversor privado, que tiene como abogados al bufete alemán Tilp.

Este despacho ha hecho público que a su demanda se han sumado "un gran número" de inversores privados y más de 200 inversores institucionales, entre los que se encuentran bancos, compañías de seguros y fondo de pensiones de Alemania. Pero esta reclamación traspasa las fronteras alemanas porque en el listado de demandantes también hay países europeos, de Norteamérica, Asia y Australia.

El motivo de las demandas se debe, básicamente, a los daños causados por las pérdidas de cotización de la antigua Daimler AG, cuando entre el 10 de julio de 2012 y el 20 de junio de 2018 el valor de sus acciones cayó de más de 90 euros a menos de 60 euros. 

Yendo al grano de la cuestión, los demandados consideran que Mercedes-Benz Group AG incumplió sus obligaciones sobre la legislación en el mercado de capitales, ya que la empresa alemana ocultó al mercado el uso de dispositivos de desactivación ilegales en sus vehículos diésel, así como los riesgos y costes asociados. 

Por todo lo comentado, los denunciantes estiman que fueron engañados acerca de las verdaderas circunstancias en las que se encontraba la compañía de Stuttgart. Por esta razón, buscan una compensación por las pérdidas financieras sufridas como resultado de la falta de transparencia de Mercedes. 

Volkswagen, el primer cupable

Como se puede leer, el caso 'Dieselgate' no sólo salpicó a Volkswagen, si bien esta marca fue sobre la que cayó toda la responsabilidad por las emisiones contaminantes de 11 millones de vehículos de las marcas pertenecientes al Grupo Volkswagen, como la propia firma de Wolfsburgo, Audi, Seat, Škoda y Porsche.

En concreto, los motores diésel de determinados modelos podían llegar a emitir hasta 40 veces más de lo legalmente aceptado de partículas de óxidos de nitrógeno.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Escándalo VolksWagen