Pasar al contenido principal

Citroën C4 o Renault Mégane: ¿cuál comprar?

Va de franceses la cosa.

comparativa compacto top ventas mejor trasera

El Citroën C4 y el Renault Mégane son rivales históricos, opciones tremendamente populares en nuestro país y dos de los coches más buscados por aquellos que necesitan un coche equilibrado, de calidad y a buen precio: de los mejores coches en relación calidad precio. No son pretenciosos, sino que buscan ser eficientes y cumplir con su labor: transportar a sus ocupantes a bajo coste, sin agobios de espacio y con una imagen más que aceptable. ¿Cuál es mejor? Citroën C4 o Renault Mégane.

 

Citroën C4 o Renault Mégane: diseño

 

 

Citroën ha apostado por un diseño más peculiar con sus últimas creaciones: el Citroën C3 o el Citroën C4 Cactus son buenos ejemplos. El Citroën C4 lleva ya muchos años en el mercado y eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas: destaca por un diseño más simple, pero que probablemente envejecerá mejor que alguno de sus hermanos de gama. No obstante, los años empiezan a pesarle a nivel estético, eso es incuestionable. El Renault Mégane, en cambio, es mucho más reciente y la verdad es que su imagen es muy atractiva: los faros full LED, la zaga musculosa y con unos pilotos que enfatizan la horizontalidad 

 

Citroën C4 o Renault Mégane: interior

Lo mismo ocurre puertas adentro: el Mégane luce un interior mucho más moderno y minimalista, protagonizado por una pantalla central que aglutina el sistema infotainment y de climatización. El Citroën luce un aspecto mucho más anticuado, con una pantalla central de menores dimensiones y todavía muchos botones en la parte inferior. En cuanto a habitabilidad, el Renault cuenta con una batalla ligeramente mayor, aunque el espacio interior será suficiente en ambos casos para que cuatro adultos puedan viajar con comodidad. En términos de maletero, el Mégane suma 384 litros ampliables a 1.247 litros, mientras que el Citroën cuenta con 408 litros ampliables hasta 1.183 litros con la segunda fila de asientos abatida.

 

Citroën C4 o Renault Mégane: comportamiento

 

 

Ambos coches tienen un planteamiento muy similar: están claramente enfocados al confort y cuentan con suspensiones más bien blandas para viajar tranquilamente. Quizás el Renault tiene un comportamiento en curva algo mejor que el del Citroën, que resulta ligeramente más confortable en viajes largos sobre autopistas. No hay grandes diferencias entre uno y otro, pero quizás el Renault tiene un puntito extra de refinamiento y un comportamiento en curva algo más trabajado.

 

Citroën C4 o Renault Mégane: motores

Si estás buscando coches híbridos, estás en el lugar equivocado: ninguno de los dos modelos incorporan la electricidad en su gama. El Citroën C4 se encuentra en su última fase de comercialización, algo bueno ya que siempre se pueden encontrar auténticas gangas. A nivel mecánico y salvo unidades en stock, solamente podrás comprar la versión de gasolina PureTech 110 con un motor tricilíndrico turbo con 110 CV y 205 Nm de par. Es un motor con unas prestaciones en la media del segmento con esa potencia (0 a 100 en 10,9 segundos) y un consumo realmente bueno, homologando 4,8 litros a los cien. Es posible que todavía puedan quedar unidades de la versión diésel de 100 CV en stock, con un consumo medio de 3,6 litros.

En cuanto al Renault Mégane, que se encuentra en plenitud comercial, cuenta con una compuestísima gama de motores. Diésel de 90, 110, 130 y 165 CV. Gasolina de 100, 130 y 205 CV. Mención aparte merece el nuevo Renault Mégane RS de 280 CV. Estos cambios están asociados a una caja de manual de 5 o 6 velocidades, así como al cambio automático EDC de doble embrague. ¡Para todos los gustos y necesidades! Comparando el Renault Mégane Tce 100 con el Citroën C4 PureTech 110, hay que reconocer que el Citroën ofrece mejores cifras: mejores prestaciones (1,4 segundos más rápido en el cero a cien) y un menor consumo (0,6 litros a los 100 de media).

 

 

Citroën C4 o Renault Mégane: equipamiento

En cuanto al equipamiento ocurre lo mismo que con los motores: el Citroën solamente está disponible con el acabado Tonic, que viene bastante bien equipado con lo mínimo, como el climatizador o las llantas de aleación de 16 pulgadas. No obstante, lo bueno es que el precio de las opciones es muy atractivo y por poco más, lo puedes equipar realmente bien, con navegador, llantas de 17 pulgadas o pintura metalizada. El Renault cuenta con multitud de acabados, entre los que destacan aquellos con un aspecto más deportivo, el ‘GT Line’. El Mégane cuenta con un equipamiento a la última, con detalles como los faros full LED, la cámara de visión trasera, el sistema R-Link, asistente de aparcamiento automático, iluminación ambiental. Un equipamiento mucho más lujoso y vanguardista.

 

Citroën C4 o Renault Mégane: precio

Pero todo ese equipamiento se paga. Lo bueno de comprar el Citroën C4 a día de hoy es un precio de derribo: con el motor de 110 CV gasolina parte en los 15.590 euros: por 17.000 euros lo tienes con pintura metalizada, llantas de 17 pulgadas, navegador, sensor de parking, climatizador. ¡Gran precio! No obstante, en Renault tampoco se duermen en los laureles y actualmente tienen una oferta del Renault Mégane TCe 100 con llantas de aleación y climatizador por 14.050 euros, aunque incluyendo vehículo como parte del pago y financiación. No obstante, está claro que el Renault puede llegar a ser bastante más caro, especialmente si apostamos por versiones diésel o por gasolina más potentes, así como por versiones equipadas con elementos algo más refinados y modernos. Sin duda, tienen muchos atributos para seguir siendo top ventas, aunque en Citroën ya esperan a su sustituto como agua de mayo.


 

Lecturas recomendadas