Pasar al contenido principal

Comparativa oldie: Citroën Saxo VTS o Clio 16V, ¿cuál era mejor?

Cualquier tiempo pasado fue mejor. O eso dicen.

Viejas glorias: Citroen Saxo VTS

No es que actualmente no haya coches deportivos suficientes para elegir entre una gran variedad. Pero, ¿recuerdas cuando podías escoger entre Citroën Saxo VTS o Renault Clio 16V? Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, y lo cierto es que tanto Citroën como Renault crearon dos pelotillas que han sobrevivido a lo largo de los años con ese 'nosequé que qué se yo'. Una mística que hace que, en caso de que estés barajando el comprarte uno de segunda mano, te lleves las manos a la cabeza del pastón que piden por ellos. Y cuál es mejor de los dos, ¿Citroën Saxo VTS o Renault Clio 16V?

Citroën Saxo VTS o Renault Clio 16V: dos buenos 'galos' en el corral

Las diferencias entre estos dos franceses en cuanto a estética son pocas. Lo cierto es que son coches parecidos. Aun así, si tuviese que elegir uno yo me quedaría con el Saxo, con unas formas más redondeadas y una imagen más deportiva, para mi gusto. Salvo las míticas llantas de esta versión del Clio, claro. Parece mentira que el legado del de los dos chevrones sea un C3 como el de hoy en día, sin ningún tipo de aspiración deportiva. Pero supongo que el mercado manda.

Renault Clio 16V

Por dentro todo lo contrario. Sin ser ninguna maravilla en diseño, me gusta mucho más el Clio que el Saxo. ¿Tendrá algo que ver en esto que hayamos podido hacer una lista de los mejores Renault Clio Sport de todos los tiempos, y del Saxo no? Pues quizá, porque tener una historia siempre ayuda. De todas formas, tampoco te dejes engañar por esto. El Citroën Saxo VTS se ha convertido en uno de los mitos más destacados entre todos los utilitarios deportivos que ha habido.

De motores no andaban cojos

Cierto es que los coches pequeños vitaminados de antaño no eran tan potentes como los actuales. Pero los Citroën Saxo VTS y Renault Clio 16V tampoco es que fuesen unos 'cepos', precisamente. El Saxo pesaba 935 kg, algo que le hizo destacar mucho en los rallyes. Y la versión de calle contaba con un propulsor de gasolina atmosférico de 1.6 litros con 120 CV. Con él era capaz de superar los 200 km/h de velocidad máxima y de alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de 8 segundos.

Citroën Saxo VTS

Por su parte, el Clio 16V era un poco más pesado, pero sin pasarse: 975 kg. Así pues, también era un vehículo con un comportamiento muy divertido y dinámico. Tanto como para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y llegar hasta los 207 km/h de velocidad punta. Y es que mover un 'bicho' tan ligero con un bloque atmosférico de gasolina de 1.8 litros y 135 CV tenía que ser cosa de niños. En cualquier caso, se trata de dos de los mejores urbanos deportivos de los '90. Y tú, ¿con cuál te quedas? ¿Citroën Saxo VTS o Renault Clio 16V?

Y además