¿Qué diferencias hay entre la norma Euro 6 y la Euro 7?

Contaminación coches

Gustavo López Sirvent

Los fabricantes de automóviles se salieron con la suya retrasando el cambio de la Euro 6 a la Euro 7 hasta julio de 2027, pero todavía hay voces de la industria reacias a aplicarla cuando toque. Para ver en qué trastoca esta nueva reglamentación a la anterior hemos hecho una comparativa para ver en qué se diferencian.

Si no se tuercen las cosas ni hay cambios de última hora, la normativa Euro 7 entrará en vigor el 1 de julio de 2027 para turismos y furgonetas, y en 2029 para camiones y autobuses. Esta reglamentación  viene a sustituir la antigua normativa Euro 6, vigente desde 2015 y que fue creada para limitar y regular las cantidades de emisiones contaminantes que puede generar un coche nuevo.

Esta iniciativa se desarrolló dentro del Pacto Verde Europeo y fue presentado por la propia Comisión Europea en 2019. Su principal objetivo era establecer unas normas más estrictas a la hora de medir las emisiones contaminantes por parte de los vehículos de combustión, actualizando así los datos fijados en la antigua norma Euro 6 de 2015.

¿Qué diferencias hay entre la Euro 6 y la Euro 7?

La normativa Euro 6, todavía en vigor, limita las emisiones de óxidos de nitrógeno a 60 mg/km en automóviles de gasolina y 80 mg/km en diésel. Además, en condiciones reales las emisiones no pueden superar el 50 % de las homologadas en el laboratorio. 

La Euro 7 aprieta todavía más las emisiones de dióxido de carbono en los motores de gasolina y las de óxidos de nitrógeno en los diésel. Los restantes límites siguen igual. Asimismo, los límites en condiciones reales se tendrán que cumplir por más tiempo. Con Euro 6 se fijó durante 5 años o 100.000 km, y con la Euro 7 se ha ampliado a 10 años o 200.000 km.

LIMITES PARA EMISIONES DE GASOLINA

HIDROCARBUROSCONOxPARTICULAS
EURO 60,110,060,005
EURO 70,10,50,060,005
 

LÍMITES PARA EMISIONES DE DIÉSEL

HIDROCARBUROSCONOxPARTÍCULAS
EURO 6-0,50,080,005
EURO 7-0,50,060,005
 

El hecho de endurecer esta normativa cuenta con un punto a su favor y es que los futuros coches de combustión nuevos contaminarán menos, lo que redunda en un aire más limpio y en la salud de los ciudadanos 

Pero el punto en contra igual ya no gusta tanto porque los vehículos nuevos subirán de precio. El encarecimiento de los coches de combustión podría considerarse bueno para la reducción de emisiones de CO2 por la sencilla razón de que se compararán menos y se buscarán otras tecnologías menos invasivas como pueden ser las híbridas o las eléctricas.

Ante el encarecimiento de los automóviles nuevos (sean de la tecnología que sean), ya hay asociaciones como la OCU que reclaman al Gobierno un plan de ayudas específico para las personas que tienen dificultades económicas para sustituir su viejo coche contaminante. 

Igualmente, este cambio de reglas también puede traer implícito que al incrementar el precio final de los coches, los conductores etrasen la compra de un vehículo nuevo y sigan circulando con modelos antiguos, mucho más contaminantes que los últimos Euro 6, con lo que la norma Euro 7 se vería perjudicada.

Luca de Meo, CEO de Renault y presidente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), advirtió sobre el posible encarecimiento de los coches nuevos, estimando un aumento de 1.000 euros por vehículo fabricado, lo que podría traducirse en un aumento de 2.000 euros en el precio de venta final. 

Cabe recordar también que los fabricantes criticaron la normativa Euro 7 por considerarla poco realista y técnicamente inviable desde el punto de vista financiero. Por esta razón se retrasó la aplicación de la nueva norma del 2025 al 2027.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Contaminacióngasolina, Diésel