Pasar al contenido principal

El Citroën C5 X y otras grandes berlinas francesas

Citroën XM

Distintas a todo lo demás 

Las berlinas no atraviesan su mejor momento. Los SUV no dejan de ganar terreno, por lo que las marcas cada vez están abandonando más este segmento en favor de los todocaminos. Sin embargo, el nuevo DS 9 nos ha demostrado que no todo está perdido y que estos coches aún pueden ofrecer algo interesante.

Y es que las berlinas de lujo francesas siempre han tenido ese algo especial, un detalle que las ha convertido en coches muy reconocibles y recordados con el paso de los años. Hay varias donde elegir, pero estas son algunas de las mejores. 

Citroën DS (1955)

Citroën DS

Si hay un coche que sea la berlina francesa por definición, ese es el Citroën DS -conocido como ‘Tiburón’. Lanzado en los años 50 y caracterizado por un diseño espectacular de Flaminio Bertoni, así como por una gran seguridad y comodidad en marcha, fue todo un éxito de la marca.

Se mantuvo durante dos décadas en el mercado y se llegaron a crear variantes presidenciales para los presidentes de Francia. Aún ahora, en el 2021, sigue siendo un coche muy querido y valorado.

Citroën CX (1974)

Citroën CX de 1974

A mediados de los 70, Citroën lanzó otra berlina al mercado: el CX. Era difícil lograr una acogida similar a la obtenida por el DS, pero el nuevo modelo de la marca llegó a vender más de un millón de unidades y fue elegido Coche del Año en Europa en 1975.

Su diseño esta vez fue de Robert Opron y el coche contó incluso con una variante familiar. Este gran espacio para los ocupantes, unido a su confort, lo convirtieron en una gran opción de compra en aquellos años.

Peugeot 505 (1979)

Peugeot 505 Turbo Injection

Con él, Peugeot sustituyó al 504 y lo mantuvo en producción hasta el año 1991. Su gran facilidad de manejo, las distintas opciones de carrocería, y su oferta de motores diésel y gasolina hicieron que fuera muy aplaudido en su momento. Además, era un coche fiable, tanto que aún siguen circulando muchas unidades alrededor del mundo.

Fue utilizado en todo el mundo para todo tipo de cometidos y terminó contando con una variante deportiva. Se trataba del 505 GTI, fue lanzado en 1983, y montaba el motor de 130 CV que era más que suficiente para transmitir buenas sensaciones al volante. 

Renault 25 (1983)

Renault 25 V6

Sin lugar a dudas, un coche muy adelantado a su tiempo y uno de los grandes modelos de Renault. Llegó para sustituir al Renault 30 y fue diseñado por Gaston Juchet y Robert Opron

Gozaba de un gran espacio para los ocupantes, un buen aspecto y una amplia oferta mecánica con bloques diésel y gasolina. Los primeros ofrecían entre 63 y 83 CV, pero en gasolina había una oferta superior en la que destacaban las versiones V6, con hasta 205 CV en la variante turbo.

Fue un modelo caracterizado también por una alta dosis de tecnología, entre la que destacaba el rudimentario -y algo defectuoso- sistema de avisos por voz. ¿Un coche que te habla en un momento en el que la televisión está dominada por ‘El Coche Fantástico’? Seguro que más de uno quiso llamarle ‘KITT’…

Citroën XM (1989)

Citroën XM

Sí, se podría decir que Citroën fue uno de los grandes en cuanto a berlinas francesas del siglo XX. El tercer modelo de la marca en esta lista es el XM, diseñado por Bertone y elegido Coche del Año en Europa en 1990.

Con un frontal sorprendentemente bajo, grandes mejoras en la conducción y la posibilidad de montar incluso un motor V6 de 3 litros, sin duda era un coche interesante. Sufrió varios problemas eléctricos en sus primeros años que repercutieron fuertemente en sus ventas, por lo que encontrar uno en la actualidad no es tarea fácil.

Renault Safrane (1992)

Renault Safrane Biturbo 1993

A principios de los 90, Renault buscaba un sustituto para el 25 y para ello crearon un modelo con un diseño mucho más moderno y un amplio abanico de mecánicas. 

Era espacioso, atractivo y se podía adquirir con motores gasolina y diésel. Al igual que el XM, se ofrecía con un motor V6 de 3 litros que desarrollaba 262 CV en la variante biturbo, convirtiéndolo así en una berlina con bastante chispa.

No era un coche barato, eso sí, aunque había un rango de precios muy amplio en función de las versiones ofrecidas. Sufrió un restyling y estuvo a la venta hasta el año 2000.

Peugeot 607 (1999)

Peugeot 607

Peugeot llegaba para afrontar el siglo XXI con el sucesor del 605. Llamado 607, fue presentado en el Salón de Ginebra y apostaba por un diseño de lo más moderno para el momento. 

Fue de los primeros coches de su segmento en ofrecer control de estabilidad de serie y se podía comprar -desde 30.000 hasta unos 40.000 euros- con motores diésel o gasolina. Sí, también tuvo una variante V6 de 3 litros que rendía 211 CV.

Citroën C6 (2005)

Citroën C6

Cerramos esta lista con un incomprendido: el Citroën C6. Llegó en el 2005 con una línea que no se parecía a nada en el mercado. Esa originalidad en su aspecto le permitió diferenciarse, pero también supuso que no calase demasiado en muchas personas. 

Contaba con una gran cantidad de tecnología como un alerón trasero móvil, faros bixenón, sistema de proyección de la velocidad en el parabrisas, detector de cambio involuntario de carril… Se ofrecía con motores diésel y un bloque V6 de 3 litros gasolina de 211 CV

Fue incluso el coche oficial de Nicolas Sarközy, pero no fue bien acogido en el mercado. En Europa se dejó de vender hace 9 años, pero en China se ofrece una especie de segunda versión fabricada por Dongfeng. 

DS 9 (2021)

DS 9 2021

La marca frances ha querido arrancarle un poquito del pastel del mercado premium a los alemanes con el DS 9. Se trata de una berlina tradicional, con sus tres volúmenes y su imagen elegante y sobria. 

Se basa en la plataforma EMP2 que ya utilizan otros modelos como el Peugeot 508, lo que le permite disfrutar, aparte de los habituales motores de gasolina, de una versión híbrida enchufable.

Citroën C5 X (2021)

Citroën C5 X

Las marcas francesas de Stellantis están teniendo un año 2021 intenso, ya que aparte de DS, también Citroën ha lanzado un producto... digamos rompedor: una especie de berlina crossover, o como quieras llamarlo, que tiene una imagen impactante que entra por los ojos (para bien o para mal).

Como el DS 9, se basa en la plataforma EMP2, por lo que podrá contar con las mismas motorizaciones de gasolina, aparte de la casi obligatoria enchufable. Y, también marca de la casa, llega potenciando el concepto de Citroën Advanced Comfort.

Etiquetas:

Berlinas

Y además

Buscador de coches