Pasar al contenido principal

Mercedes Clase S Cabriolet 2018: ¡un lujo todavía más tecnológico!

No necesita más para seguir siendo una diva.

El Mercedes Clase S Cabriolet 2018 será una de las novedades del Salón de Frankfurt 2017 que más flashes se va a llevar. Es uno de los descapotables más espectaculares del planeta y estoy seguro que gracias a esta actualización, pese a ser ligera, hará que el paso del tiempo no afecte para nada a este ‘superdescapotable’.

Ahora bien, me has leído correctamente: ligera renovación. Si esperas grandes cambios estéticos, ya puedes volver a tu cueva. No los hay: sigue la tendencia iniciada por el Mercedes Clase S 2017 y lo hace incorporando la mayoría de mejoras que vimos en su día en la versión de cuatro puertas. Quizás la principal novedad, tanto de este como del Mercedes Clase S Coupé 2018, sea la incorporación, de serie, de pilotos traseros con tecnología OLED, que consiguen una imagen absolutamente espectacular y muy moderna.

66 OLED (Organic LED) ultrafinos conforman el faro trasero y son capaces de generar una luz neutra y uniforme tanto de día como de noche para crear una imagen única y muy tecnológica. Los pilotos parecen cobrar vida y al abrir y cerrar el coche estos nos reciben con una particular nota lumínica. En el exterior no hay muchos cambios más, ya que el frontal y la línea lateral apenas sufren modificaciones: las nuevas llantas, en conjunto con el paquete AMG, son quizás la principal novedad: tienen 10 radios y 20 pulgadas de diámetro.

 

El Mercedes Clase S Cabriolet 2018 al detalle en este vídeo

 

En el interior del Mercedes Clase S Cabriolet 2018 encontramos lujo, lujo y muchísima tecnología. El bautizado como ‘Widescreen Cockpit’ une todavía más el cuadro de mandos con la pantalla central, mientras que el primero es capaz de mostrar diferentes estilos en función de los gustos olas necesidades. Por supuesto también incorpora el sistema Touch Control Buttons en el volante para mejorar la experiencia sensorial a la hora de tocar el sistema de infotainment. 

Por supuesto cuenta con todo tipo de elementos de lujo, como un navegador online en 3D, un sistema de audio de alta calidad, asientos ventilados y con función de masaje o un renovado sistema ‘Head-up Display’, que proyecta datos en el parabrisas con mayor nitidez. ¡Ah! El sistema de reconocimiento de voz es capaz de reconocer haya 450 órdenes.

Aunque probablemente lo más loco friki espectacular del interior es el sistema ENERGIZING Comfort Control, que se ofrece de manera opcional. Este sistema actual sobre el sistema de climatización, el sistema de extracción de fragancias, los asientos, el sistema de audio o la luz ambiental para conseguir experiencias únicas al usuario. El sistema tiene predefinidos seis programas y cada uno modifica estos parámetros según el gusto del cliente.

Te suena raro, ¿verdad? Tranquilo, lo es. Un ejemplo: el programa vital elige canciones más rápidas, pone colores ambientales más vivos y refresca el asiento. Un modo más tranquilo te pondrá música clásica, añadirá una fragancia relajante y activará un masaje pausado en el asiento. ¡Solo falta que el coche te haga la ola!

 

Está el lujo y luego esto: Mercedes-Maybach Vision 6 Cabriolet

 

Por supuesto, el Mercedes Clase S Cabriolet 2018 también monta numerosos sistemas de ayuda a la conducción, así como mejoras en el sistema Magic Body Control para optimizar el confort en cada momento: las nuevas cámaras reconocen mejor la superficie de la vía para modificar la dureza de la suspensión y, de esta manera, mejorar su eficacia en cada momento. 

En cuanto a la gama mecánica, el Mercedes Clase S Cabriolet 2018 hereda de la versión sedán el nuevo propulsor V8 de cuatro litros con doble turbocompresor. Gracias a la desconexión de cilindros y a una tecnología enfocada en el ahorro de combustible consigue ser uno de los V8 más eficientes del planeta, con un consumo medio de 8,7 litros a los cien y unas emisiones de 199 gramos cada 100 km. Genera 469 CV y 700 Nm de par y es capaz de propulsar a este descapotable de cero a cien en 4,6 segundos.

 

 

Por supuesto, para los que quieran más prestaciones, la marca ofrece dos versiones AMG: el S63 Cabriolet, con un V8 de 612 CV, y el S65 Cabriolet, el más sibarita con el refinamiento de un V12 y 630 CV. El segundo es más lento y menos eficiente que el primero, pero quien busque un gran descapotable de doce cilindros, tendrá en él una maravillosa opción que escoger.

Con el Mercedes Clase S Cabriolet 2018 la gama del Mercedes Clase S se renueva por completo. Un descapotable que sin duda está bien preparado ante la horda de futuros rivales que se acercan por todos los frentes, especialmente al otro lado del Canal de la Mancha con coches como el Aston Martin DB11 Volante o el futuro Bentley Continental GT 2018 descapotable.

 

Lecturas recomendadas