Pasar al contenido principal

Opinión del Jeep Renegade 2019: ¿Es un SUV para tener en cuenta?

Se ha actualizado recientemente, ¿suficiente para triunfar?

Prueba Jeep Renegade 2019 (delantera)

El Jeep Renegade 2019 ya está aquí y hay que reconocer que los italianos saben cómo actualizar sin perjudicar la esencia del coche: el Fiat 500, por ejemplo, es un buen ejemplo. El Jeep Renegade llegó al mercado en el año 2014, asentándose sobre la plataforma ‘Small Global Modular Architecture’, que comparte por ejemplo con el Fiat 500X. Es un coche con un interesante comportamiento en el mercado, siendo un coche con buenas ventas en Italia y con números decentes en España. ¿Cuál es mi opinión del Jeep Renegade 2019? ¿Será esta actualización suficiente para poder mantenerse en la cresta de la ola? 

Sin duda, el renovado Jeep Renegade tiene en su imagen un importante valor, como prácticamente todo lo que tocan los italianos. Me gusta su imagen de coche grande en un coche pequeño: mide 4,24 metros de largo, un tamaño más compacto que el de un Seat Ateca o un Opel Grandland X. Sin duda, parece un coche más grande y buena parte de culpa lo tiene el frontal, con mucho empaque y la clásica parrilla frontal de Jeep. Aquí es donde el restyling aporta valor añadido, con unos nuevos faros de LED y nuevas tomas de aire en los laterales que le dota de mayor sensación de anchura.

 

 

En el resto del exterior hay pocos cambios, por lo que toca echar un ojo al interior, donde encontramos un nuevo sistema de infoentretenimiento con una pantalla que puede llegar a alcanzar las 8,4 pulgadas, compatible con Apple CarPlay y Android Auto y con la posibilidad de instalar una aplicación bautizada como ‘Jeep Skills’, que aporta información muy interesante cuando salimos del asfalto, como por ejemplo la inclinación de la carrocería, el giro de la dirección, la altitud o el reparto de par entre ejes. 

Y amigos, esto último es clave para entender la vocación off-road del Jeep Renegade: es un SUV compacto pero también quiere ser un todoterreno, o al menos poner sobre la mesa los elementos necesarios para sobrevivir con efectividad lejos del asfalto al estilo de lo que hace el Dacia Duster. El Jeep Renegade 2019 no solo incorpora el sistema de tracción integral Active Drive, sino que también puede incorporar versiones con una especie de reductora o marchas cortas, asociado siempre a la caja de convertidor de par de nueve velocidades. Este sistema también incluye un asistente de descenso en pendientes.

 

Prueba Jeep Renegade 2019 (interior)

 

Este sistema solamente se puede elegir con los motores diésel, de 140 y 170 CV, y hay que reconocer que el precio aumenta considerablemente. Pero es de agradecer que ofrezca esta tecnología off-road. No obstante, no nos equivoquemos: la inmensa mayoría de los Jeep Renegade que se venderán en España pisarán poco el monte. Si quieres un coche compacto, con la estética de un todoterreno y recientemente actualizado con tecnología moderna, este Jeep puede ser una alternativa interesante: ¡quizás su principal rival esté en casa, el Jeep Compass!

Podría ser una opción: Mitsubishi ASX

Quizás el mayor problema del Jeep Renegade sea el precio: es notablemente elevado e incluso se puede poner al nivel de rivales más grandes y con una aptitud off-road similar. Con el motor de gasolina de 110 CV parte en los 19.490 euros, una cifra que seguro que se puede mejorar en el concesionario, pero que de primeras puede echar para atrás. Para la versión 4x4 más barata tenemos que irnos al Multijet de 140 CV en acabado Longitude: 27.320 euros por un todoterreno de este tamaño es como para pensárselo.

 

 

Creo que Jeep, al igual que otras marcas del Grupo FCA, debería ofrecer unos precios de partida algo más bajos, y limitar más tarde el precio en los concesionarios. Echar un vistazo al configurador del Jeep Renegade puede llegar a dar miedo: si quieres la versión Active Drive Low deberás desembolsar 32.940 euros. ¡Un pastizal! ¿Es el Jeep Renegade 2019 un SUV interesante? Por tamaño compacto, imagen y completa gama de motores y tracción, sí. Pero habrá que ver si todos estarán dispuestos a pagar esa cantidad de dinero por un SUV-B de 4,24 metros de largo.

Lecturas recomendadas