Pasar al contenido principal

Peugeot 604 Limousine: cuando el lujo francés era sagrado

Peugeot 604 Limousine

Cuando hablamos de lujo y coches oficiales utilizados por grandes personalidades, hoy en día nos vienen a la cabeza muchos nombres, pero quizá no miramos al pasado para fijarnos quiénes fueron los pioneros. Por ejemplo, ¿recuerdas al Peugeot 604? Era el buque insignia de Peugeot a principios de la década de los 80.

No te pierdas: Estos son los coches blindados de los presidentes

Era el coche que Giscard d'Estaing, Presidente de la República Francesa, disfrutaba conduciendo y el que utilizaba cuando realizaba una visita oficial a otros países. Tal era su aprecio por él, que decidió que necesitaba algo: una versión limusina para ser utilizada como coche representativo de la Presidencia de la República Francesa 

Y aunque parecía sencillo, desarrollar el Peugeot 604 Limousine no lo fue: el encargo llegó justo para la visita del Papa Juan Pablo II a la ciudad de Lisieux (Normandía), el 2 de junio de 1980, aunque el primer prototipo se presentó en 1978. 

Su producción no comenzó hasta finales de 1979 y a principios de 1980 estaban disponibles una decena de unidades, realizadas sobre la base del 604 SL, 604 D turbo y 604 TI (el color preferido por todos fue el gris ahumado metalizado).

Al comienzo de la primavera de ese mismo año, la red comercial de la marca comenzó a recibir los primeros pedidos de la versión alargada, pero la homologación oficial de la motorización no llegó hasta mitad de junio, y las primeras entregas a los clientes se realizaron en julio.

 

Peugeot 604 Limousine

 

La unidad del Peugeot 604 Limousine más especial de todas, la encargada por d'Estaing para la visita del Papa, bajo el número 9500010, fue enviada al carrocero Heuliez para realizar diversas modificaciones: instalar un techo corredizo, una barra de sujeción interna y una tarima en lugar de los asientos plegables.

Finalmente, para el día del evento, la limusina de Peugeot estaba lista, aunque no pudieron homologar el motor y pusieron una matrícula provisional. Así lució por las calles de la ciudad francesa, cortejado por varios Peugeot 504 y 604, todos ellos en el mismo color gris. 

 

Peugeot 604 Limousine: un visto y no visto

A pesar del protagonismo y la fama obtenida, el capricho del presidente de la República no duro mucho... Tras la visita del Papa, el 604 limusina fue enviado de nuevo a Heuliez para devolverlo a su configuración original. El carrocero fabricaría un total de 124 ejemplares entre 1980 y 1985.

La unidad papal se vendió finalmente como coche de segunda mano y acabó en Marsella, pintada de blanco y fue utilizada por un fotógrafo para hacer sesiones de fotos a parejas de recién casados con un presupuesto reducido. 

 

Peugeot 604 Limousine

 

Por suerte, un aficionado la rescató y decidió conservarla en las bodegas de un pequeño productor de champán en Champagne Ardenne, donde el Peugeot 604 Limousine permaneció olvidado durante un tiempo... hasta que alguien se propuso encontrar una de estas limusinas de los ochenta. 

Así fue como el Peugeot 604 Limousine utilizado por el Papa llegó a Toscana (Italia) y pasó a formar parte de Galerie Peugeot, donde le sometieron a una restauración y donde aún permanece. A pesar de todo, en el momento de la adquisición no sabían la verdadera historia que escondía; fue un miembro del Club Peugeot 604 el que indagó hasta descubrirla, visitando incluso la sede de Heuliez.  

Recuerdan que aunque su exterior estaba muy maltratado,  el interior estaba perfectamente conservado, así como su motor PRV de 2.664 cm3 caracterizado por el ángulo particular de 90° entre las bancadas de los cilindros; de hecho, a pesar de su periodo de letargo, consiguió arrancar a la primera.

Etiquetas:

coches clásicos

Y además

Buscador de coches