Pasar al contenido principal

Prueba: Tesla Model 3, el vehículo más esperado del momento

Conducimos el vehículo del momento

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Tesla Model 3

Antes de empezar la prueba del Model Tesla 3, seguro que ya sabes todo sobre él: un compacto eléctrico, de entre 350 y 500 km de autonomía, con un precio moderado de unos 35.000 euros (impuestos y descuentos aplicados), que viene a completar la oferta de Tesla junto con el Tesla Model S y el Tesla Model X y cuya espera en la entrega oscila entre año y año y medio, el modelo con el que Elon Musk pretende que se tomen en serio su marca y que debería estar fabricando unos 5.000 coches semanales para poder cumplir las más de medio millón de reservas que tiene de este Tesla Model 3.

Conducir un Tesla Model 3

Resumida la información más genérica de este coche nuevo, podemos centrarnos en lo que importa: probar un Tesla Model 3. No vamos a ir a lo típico en los coches eléctricos (silencioso, con una entrega de par inmediata, etc.) pero sí en las diferencias entre el Tesla Model S y el Tesla Model 3.Un Tesla Model S 75D cubre el 0-100 del S en 4,4 segundos y un Model S100 lo hace en 2,7. El Tesla Model 3 tiene dos versiones: la versión estándar que tiene una autonomía de hasta 350 km, una velocidad máxima de 209 km/h y un 0 a 100 en 5,6 segundos y la versión tope con hasta 500 km, 225 km/h y 5,1 en el 0-100.

 

He podido probar el único Model 3 disponible, la versión básica. No tiene el ‘Ludicrous Mode’ que permite hacer una lanzada más eficaz en el 0 a 100; tampoco tiene tracción integral, ni  la suspensión "smart air suspension" autoajustable por geolocalización, sino amortiguadores y muelles... pero a quién le importa realmente. El Tesla Model 3 porque lo que importa es que este coche nuevo es realmente rápido.

El precio del Tesla Model 3 lo sitúa contra rivales como los BMW Serie 3 y tendría una aceleración más bien parecida a la del 340i porque es muy progresiva, al no tener que subir marchas, el par se entrega de forma constante y no en rangos.

Por ser un coche de propulsión podrías esperar deslizamientos del eje trasero, pero no es así, solo activando el único ajuste manual que ofrece, el Slip start para comenzar el movimiento en superficies de baja adherencia, se puede conseguir. También puedes seleccionar tres ajustes de la dirección, probamos los tres durante los primeros minutos de la prueba del Tesla Model 3 y luego decidimos dejarlo siempre en el punto intermedio.

Como era de esperar, el volante del nuevo Tesla Model 3 no es muy comunicativo, pero es similar a muchos coches actuales, con una dirección rápida y holgura cero. El coche se mueve de forma sólida, como un bloque, también gracias a que las baterías se sitúan en el piso del coche y hacen que el centro de gravedad esté realmente bajo.

La aceleración del Model 3 ha sido criticada por ser muy radical pero anodina, este Tesla hace que las cosas pasen a su alrededor, no al revés. Dale un poco de caña al acelerador y verás a lo que nos referimos, es un coche pesado y sus neumáticos logran transmitir a duras pensas toda su potencia y fuerza al asfalto. Pero es más ágil que el Model S, en curvas rápidas, al darle el punto 'de gas', se pueden trazar a velocidades sorprendente. En ciudad se puede disfrutar de su capacidad de aceleración saliendo en parado y llegando a la máxima, pisando el pedal de recuperación de energía gastada para frenar.

Prueba: Tesla Model X, el SUV eléctrico que Musk quiere que compres

Acepta bien las irregularidades del suelo roto de Manhattan donde lo hemos conducido, a veces recuerda a la firmeza de las berlinas alemanas a las que pretende erradicar, y esto se debe a que tiene un buen chasis.

El tema es que el atractivo de este coche es que está preparado para ser un coche autónomo y conectado, por 4 ó 6.000 euros más, puede incorporar toda la tecnología que le permite circular sin intervención humana gracias al sistema Autopilot, muy similar al de BMW o Audi pero que permite que sueltes el volante durante más tiempo, aunque, toca demasiado el volante y se desactivara solo, tampoco es lo ideal ante un toque por descuido.

El interior del Tesla Model 3

Tesla Model 3

Siguiendo con el minimalismo del Tesla Model S, el Tesla Model 3 es igual de austero. El tablero es una losa dominada por una enorme pantalla táctil de 15 pulgadas mal orientada. Es tan parco en botones que solo encontrarás dos y en el volante, sin ningún tipo de idenficiación ya que Tesla se reserva cambiar su función en cada actualización. Otros botones para la luz de cortesía, de emergencia, elevalunas y para abrir la puerta. No hay más restos analógicos.

En general, la calidad está un paso por detrás de sus competidores europeos, aunque haber incluido un montón de entradas USB, o botones o cualquier otro gadget hubiera resultado aún peor para esa consola central dominada por la pantalla táctil.

La idea es que sea quien conduce el que tenga el control de ella, se divide en varias partes donde te informa del nivel de autonomía de conducción y de batería, accesos directos al ordenador de abordo y el resto es para la representación del mapa del trayecto o la música que se reproduce, el climatizador, la llamada de teléfono en curso, menú de configuración... o lo que sea que centre la atención como puede ser el ajuste de la dureza de la dirección.

prueba tesla model 3 movimiento

Aunque el ajuste es sencillo, aprender a manejarlo no lleva cinco minutos. Como si fuera un smartphone, te exige aprender dónde están los accesos, configurarlos a tu gusto y entonces ya sí irá todo rodado. Incluso se ve el punto de gracia de Elon Musk en su configuración: los modos Marte, que vuelve el mapa de navegador en una superfie roja, o Santa Claus, que transforma el avatar del Model 3 en un trineo, la carretera en un arcoiris y al resto de vehículos en renos, podrán enamorarte o cabrearte.

Los asientos son cómodos y con un tacto agradable, quizás le falten agarre en el apoyo lateral y, si optas por el pack premium, por unos 4.200 euros más, tendrás asientos calefactables, un ambiente de madera, equipo de sonido mejorado, techo solar y retrovisores plegables eléctricos. El paquete de serie incluye faros con luces LED, llantas de aluminio de 18 pulgadas, cámara de visión trasera, pantalla táctil de 15 y wifi, no está mal pero la opción premium no debería descartarse de primeras.

Las plazas traseras son cómodas para una persona como yo de 1,80. Siendo un poco más alto empezarán los problemas para encontrar la postura adecuada. Merece la pena dejarse llevar por la vista del techo de cristal que envuelve tu cabeza. Es por este techo por lo que te das cuenta que no estás en un compacto.

Tesla Model 3

Comprar un Tesla Model 3

Este coche es para gente con ganas de aventura. Desde la incertidumbre en la espera tras realizar la reserva hasta su conducción, exige un punto de valentía. También porque la gente te señala por la calle, aunque no es un prototipo, hay que hacerse a la idea de que, a cada parada, habrá hombres y mujeres a su alrededor, haciendo fotos y preguntando por él.

Aquí te explicamos cómo comprar un Tesla Model 3

Sobre su autonomía, Tesla afirma que puede hacer más de 500 kilómetros con una recarga, cuando nosotros lo recogimos, marcaba un 90% de carga y hasta 450 disponibles. Nuestra prueba del Tesla Model 3 de larga distancia fue por Manhattan tomando la autopista hacia un lugar llamado Bear Mountain a unos 70 km de la ciudad y regresando a la misma. En total fueron 225 km utilizando diversos tipos de conducción y carreteras. Al devolver el coche, la autonomía anunciada era aún de 160 kilómetros.

No sufrimos por quedarnos sin energía pero tampoco se anunció ningún cargador por la zona (hay 8.500 en 1.100 lugares del mundo) pero también es cierto que éste podría ser el único Tesla de la zona. También hay malas noticias para este 3: si para el S y el X las recargas son gratuitas, para el 3 son de pago, aunque es cierto que hay una promoción de 5 o 6 recargas anuales sin coste. 

Tesla Model 3

Es decir, te toca tirar de la red doméstica para recargarlo, aproximadamente una autonomía de 80 km cada hora enchufado a un puesto de 16.5 kW o unos 50 cada hora que pasa absorbiendo energía en una red de 7 kW.

Veredicto: Tesla Model 3

Tesla ha hecho todo lo posible para encaminar sus ventas al Model 3 pero, si todo lo que lo rodea falla, será un fracaso. Pero a la pregunta "¿Me compraría un Tesla Model 3"? La respuesta es sí, un sí enfático, porque, más allá de lo superficial, hay un coche muy bien hecho.

Y es que para terminar con la prueba del Tesla Model 3, solo puedo decir que la conducción es satisfactoria, desde la arquitectura en su construcción hasta el minimalismo en su uso, es sencillamente excitante. La forma que Tesla ha moldeado el proyecto es única y se nota. No se puede decir que el coche es perfecto, hay aspectos por pulir como el piloto automático hasta la abrumadora lista de espera en su entrega. Es verdad que, a veces, la forma que tiene Tesla de tratar a sus clientes es más parecida a una secta que a una clientela, pero también es parte del encanto del Model 3. Esperemos que todo funcione correctamente para que Tesla no sea solo un proyecto fallido.


Tienes la información completa Tesla Model 3 en nuestra sección de fichas.

Lecturas recomendadas