Pasar al contenido principal

Brevísimo repaso del Seat 850 Coupé: el primer deportivo de la marca

Imagen de perfil de Luis Guisado
El primer deportivo de Seat

Vamos a dedicarle un par de minutos al Seat 850 Coupé, la variante deportiva de un modelo bastante mas popular, el Seat 850, también conocido como ‘Ocho y medio’. Bueno, entiende ‘deportiva’ desde el punto de vista del año 1967 que es cuando llegó al mercado español (se presentó dos años antes en Italia).

Mecánicamente hoy nos puede sacar una sonrisa cándida: sus 47 CV eran suficientes para alcanzar unas velocidades interesantes para un coche nuevo de la época, 140 km/h, gracias a un peso de menos de 700 kilos. Eso sí: ojo al dato, porque se trata de un todo atrás. Una especie de Porsche 911, pero a la española.

El motor del Seat 850 Coupé, utilizaba la base del bloque del Seat 850 Normal. Es decir, un cuatro en línea de 843 cc con más relación de compresión, árboles de levas con más cruce, unos colectores de escape específicos y, algo que siempre gusta escuchar, un doble Weber 30. En total eran 10 CV más que la berlina y, gracias a un cambio de desarrollo más corto, sus prestaciones eran brillantes.

Actualmente, buscar el límite en un coche de estos no tiene demasiado sentido, ya que quien busca un Seat 850 Coupé, quiere un poquito de historia de España y de Seat, sensaciones de otro tiempo y, quizá algún que otro recuerdo: el primer coche de tus padre, abuelos...

Sea como sea, este modelo tiene una historia bastante curiosa... y dos versiones que dividían el corazón de los que en aquella época (Coupé y su sucesor el Sport Coupé), eran finales de los años 60, se podían permitir el lujo de tener un coche 2+2 de relativo ‘capricho’.

Como seguro que ya sabes, por aquella época Seat fabricaba modelos bajo licencia Fiat (el primer modelo propio de Seat fue el Seat Ibiza en 1984), por lo que tampoco se puede decir que fuera un modelo español-español. La carrocería salió del lápiz de Dante Giacosa, uno de los mejores diseñadores de todos los tiempos que tiene en su haber modelos como el Fiat 500 (vídeo) o el Seat 600.

El Seat 850 Coupé se fabricó entre 1967 y 1969 y tuvo unas ventas bastante decentes (hay registros que dicen que fueron exactamente 21.508) a pesar de su precio, 600 euros de entonces que hoy, según el INE equivaldría a unos 13.000 euros.

El Seat 850 Sport Coupé

En 1970 apareció su sucesor, el Seat 850 Sport Coupé, al que podrás distinguir por sus faros y pilotos. No, no los que conducen, sino los que marcan la posición: dos dobles faros delante y lo mismo detrás. En la zona de la cubierta del motor también se introdujo un cambio, ya que se hizo un pequeño spoiler para canalizar mejor el flujo de aire y que me recuerda a una trasera tipo Kamm Tail (que los que saben me corrijan).

 Lo que no se veía también había crecido: pasó a tener 52 CV gracias a una mayor carrera de los cilindros, lo que llevó a aumentar la cilindrada hasta 903 cc y la relación de compresión. Conseguía y una punta de 145 km/h, aunque también pesaba algo más, 715 kilos, y era más caro: 720 euros (15.000 euros de 2018). Pero este coche lo dejaremos para otro momento. Hoy el protagonista es el primer Seat 850 Coupé...

Lecturas recomendadas