Ventajas de los coches híbridos vs gasolina (y viceversa)

¿Estás indeciso? ¡Te ayudamos!

Estás pensando en cambiar de coche o, simplemente, te pica la curiosidad sobre este tema de moda: ¿Cuáles son las ventajas de los coches híbridos frente a los gasolina? (y viceversa).  Con los medios de comunicación haciéndose eco de las amenazas de las grandes ciudades europeas, muchas de las cuales pretenden prohibir el uso de coches diésel (e incluso gasolina) en ellas en un futuro no muy lejano, es necesario preguntarse por esto. 

No te pierdas: Escocia quiere prohibir los coches diésel y gasolina para 2032

Sin embargo, son muchos los conductores que se sienten desamparados ante esta situación, preguntándose a menudo cuáles son las ventajas de los coches híbridos y cuáles son las ventajas de un coches de gasolina, y porque deberían elegir uno u otro. Lo primero que se debe de tener en cuenta -y me atrevería a decir que lo más importante- antes de tomar esta decisión, es el uso que vas a darle al coche.

Como ya sabrás -y si no para eso estamos- un coche híbrido combina un motor de combustión (diésel o gasolina, aunque en la mayoría de los casos es el segundo) con otro eléctrico. Así que aquí va la primera pregunta que debes hacerte: ¿cuántos kilómetros recorro con mi coche a diario?

Si no eres un conductor asiduo quizá la mejor opción sea un coche de gasolina… salvo que pases mucho tiempo en la ciudad; entonces, tu mejor opción será un híbrido ya que ahí sacarás el máximo partido a la propulsión eléctrica. A bajas velocidades y en los atascos, por ejemplo, y gracias a sistemas como la frenada regenerativa, terminarás ahorrando dinero gracias a un menor consumo de combustible. 

 

 

Por otro lado, no olvides que la mayoría de híbridos trabajan con motores de gasolina y cuando el motor de combustión entra en acción, el consumo no será especialmente bajo; por tanto, para largos trayectos en autopista, un híbrido no te saldría especialmente rentable. Quizá si este es el caso deberías echar un vistazo a este otro tema y ver si te compensa decantarse por un híbrido o un diésel.

Por tanto, a la hora de decidir si comprar un coche híbrido o gasolina, deberás mirar a largo plazo. Es cierto que adquirir un híbrido es más caro y que los gastos de mantenimiento y revisiones también lo son, pero también es verdad que se benefician de ventajas fiscales y que cuando la cosa se ponga (más) fea en las grandes urbes por temas de contaminación medioambiental, no tendrás que hacer frente a diversos problemas. 

Ahora, siéntate, coge la calculadora y no te olvides de tus gustos, que también son importantes. Si sumas todo esto será mucho más fácil tomar tu decisión sobre si comprar un coche diésel, gasolina, híbrido o eléctrico. 

Lecturas recomendadas