Pasar al contenido principal

Así es el rival del Volkswagen Golf que Elon Musk sueña para Tesla

El siguiente escalón en la gama.

Tesla Model 3 2018

Muchos dudan sobre si Tesla podrá sobrevivir o no y ya hablamos del futuro compacto de Tesla: los enormes costes de producción del Tesla Model 3 ha provocado una situación bastante insostenible. Tras conocer que Tesla quemaba dinero como el Lobo de Wall Street y que iba a despedir al 9% de la plantilla, hoy conocemos algunos de los planes de futuro de Tesla, que pasan por aumentar la gama considerablemente. ¿El más interesante? Un Tesla rival del Volkswagen Golf. 

Elon Musk ya sueña con él, un modelo que debería llegar en los próximos cinco años. La marca americana tiene un plan de negocio muy marcado que ojalá pueda llevar a cabo, ya que eso supondrá tener coches nuevos y eléctricos en prácticamente todos los frentes del mercado. El segmento premium lo tiene más que controlado con el Tesla Model S y el Tesla Model X, los dos modelos más caros y lujosos de la marca. Ahora el reto viene por debajo.

 

 

La brutal demanda y los retrasos en la producción del Tesla Model 3 han puesto a la marca contra las cuerdas. No obstante, Elon Musk afirma que los problemas poco a poco se van solucionando y en el momento en que logren rentabilizar el producto, está claro que el Tesla más barato de la actualidad será un éxito absoluto y el modelo con el que poder despegar como una marca de gran volumen de ventas.

Ahora bien, en el futuro hay cosas muy interesantes: la inmediata será el lanzamiento del Tesla Model Y, el SUV compacto de la marca basado en el Model 3 y que verá la luz, si no hay retrasos, en marzo de 2019. Todavía no se saben detalles sobre este modelo, pero sí que tendrá un detalle ‘super especial’. ¿Quizás unas puertas de apertura vertical? A saber con qué nos sorprende Elon Musk y su equipo.

 

 

Sobre el Tesla Roadster hay novedades: tendrá unas prestaciones incluso más bestias que las mostradas por el prototipo, con un cero a cien por debajo de los dos segundos y un paquete ‘Space X Performance Package’ que dejará al ‘Ludicrous Mode’ a la altura del betún. Todo esto suena muy bonito, pero donde hay dinero es en coches más baratos, más accesibles y populares a nivel global.

El Tesla que será rival del Volkswagen Golf -y del nuevo Seat León, claro- deberá llegar en los próximos cinco años: si todo va bien, debería llegar en torno al año 2021 o 2022. Será un modelo compacto, completamente eléctrico y con una autonomía interesante: un rival de los Mercedes EQ A -un Mercedes Clase A eléctrico, sí-, del BMW i3 o del Volkswagen ID. No obstante, para llegar al lanzamiento de este modelo, tanto el Model 3 como el futuro Model Y tienen que ser rentables: como dijo recientemente, el principal objetivo de Tesla es cambiar la movilidad de la gente, respetando el medio ambiente, pero también, como empresa que es, no podrá sobrevivir si no demuestra que en algún momento puede llegar a ser una empresa rentable. ¿Lo conseguirá? Solamente el tiempo lo dirá.

Lecturas recomendadas