Pasar al contenido principal

Tesla quema dinero a un ritmo que ni el 'Lobo de Wall Street'

Según Bloomberg, a un ritmo de casi medio millón de dólares cada hora. Ca-da ho-ra.

Tesla Model 3 2018

Tesla se encuentra en un momento clave de su corta existencia. Su idea de pasar de ser una pequeña empresa de coches de lujo a convertirse en un fabricante global de cierta envergadura pasa por su momento crítico. Hacer crecer una empresa de esta manera no parece sencillo y poder empezar la producción en cadena del Tesla Model 3 está costando una auténtica fortuna, unos 1.000 millones de dólares al trimestre. Todo esto con la acción de la marca en máximos y una capitalización bursátil por encima de gigantes como Ford o General Motors. ¿Estamos locos?

No te lo pierdas: las mejores ofertas de coches en el Black Friday 2017

El mercado ha considerado a Tesla como el futuro del automóvil y la reciente presentación del nuevo Tesla Roadster o del camión eléctrico de Tesla ha hecho que la gente se vuelva loca en Wall Street. Ahora bien, lo que muchos no son conscientes es la manera de gastar dinero a lo bestia que tiene Tesla a día de hoy: según los cálculos de la marca, a este ritmo la empresa de Elon Musk podría quedarse sin efectivo el próximo 6 de agosto.

 

Vídeo: así es el Tesla para ganar en la pista

 

¿Crees que la fecha de presentación del Tesla Roadster o del camión eléctrico de Tesla ha sido casualidad? Para nada: Tesla quiere provocar en la gente algo similar a lo que ocurre con Apple y sus iPhone. Quiere provocar locura colectiva y por eso ofrece la posibilidad de encargar tu coche con mucha antelación para que seas el primero en disfrutarlo. Mucha gente no duda en pagar entre 20 y 50 mil dólares por un coche que no será presentado hasta el año 2020. Para Elon Musk es necesario, capital, que la marca ingrese un extra de dinero para poder sufragar los gastos extraordinarios que supone el Model 3. Ahora bien, ¿los que están pagando hoy 50.000 dólares por su Tesla Roadster, tendrán su coche en 2020 o se quedarán sin nada?

Esa es la gran duda que sobrevuela Tesla, aunque la verdad es que pocos parecen hacer caso: la acción no deja de subir. Imagino que Elon Musk y sus asesores económicos tendrán fijado un plan de rentabilidad para la supervivencia de la empresa. No tengo ninguna duda de que Tesla se enfrenta a un modelo clave para que pueda sobrevivir al paso del tiempo: si consigue arrancar la producción del Tesla Model 3 con eficacia, la marca puede ser un éxito, no obstante, con este nivel de gasto constante, cualquier previsión errónea o cualquier elemento externo que afecte a los ingresos de la marca, cuidado porque podría no poder hacer frente a los gastos.

Lecturas recomendadas