Pasar al contenido principal

Henrik Fisker, el diseñador del BMW Z8. ¿Loco o visionario?

disenador coches aston martin futuro loco
Uno de los diseñadores más interesantes del Siglo XXI.

Henrik Fisker es uno de los diseñadores de coches más importantes del Siglo XXI, aunque si carrera ya empezó a finales del Siglo XX. Este danés nacido en agosto de 1963 ha diseñado alguno de los coches deportivos más espectaculares de la historia y puso las bases para una revolución que ha llegado hasta nuestros días: ¡las grandes parrillas delanteras como elemento disruptivo del diseño del coche!

Te interesa: entrevista a Andrea Zagato, el diseño italiano

Sí, no diré que la parrilla del BMW Serie 4 sea culpa de Henrik Fisker pero sí que puso su granito de arena. ¿Por qué? Su carrera empezó precisamente en BMW y su creación más famosa fue el BMW Z8. Allí demostró su talento, inspirándose en el BMW 507 Roadster, creó un descapotable con un estilo increíble. De líneas sencillas pero sensuales, con una mirada muy potente y un protagonismo inequívoco al doble riñón de su parrilla.

Henrik Fisker y las grandes parrillas

La parrilla frontal del BMW Z8, con las dos ópticas integradas en los extremos, es una de las señas de identidad del coche. La mejor habilidad de Fisker era tomar una inspiración del pasada, actualizarla a nuestro tiempo, darle mucho carácter pero sin estropear una silueta sencilla y elegante. Menos es más queridos amigos.

 

BMW Z8

 

Todas estas señas de identidad lo llevaron a una marca que bebe día a día de la tradición. Aston Martin. Fisker llegó a la compañía en 2001 y tuvo que encargarse del diseño del coche más importante de la marca en su tiempo, el que teóricamente iba a llevar a la firma británica hacia la modernidad. El Aston Martin DB9.

Si ves el Aston Martin DB9 y lo comparas con el Z8 hay elementos en común. El primero es que bebe del pasado para inspirarse, apostando claramente y de manera más contundente por la clásica parrilla de la marca. Segundo: sus líneas son súper elegantes y con una sencillez abrumadora consigue un efecto muy sofisticado.

Ese estilo se ve también en el renacer del Aston Martin V8 Vantage, un deportivo que de lo más bonito que ha creado nunca la firma de Gaydon, con líneas muy proporcionadas, una deportividad sutil y todo en un tamaño más compacto.

Henrik Fisker, demasiado ambicioso

Sí, demasiado ambicioso para quedarse como un simple diseñador de coches en una marca, por muy prestigiosa que fuera. En 2005 se desvinculó de Aston Martin y apostó por seguir en solitario, como estudio de diseño primero y como creador de su propia marca de coches después. En agosto de 2007 se fundó Fisker Automotive de la mano de Henrik Fisker, Bernhard Koehler y Quantum Technologies.

 

Aston Martin DB9

 

El objetivo fue crear un coche eléctrico adelantado a su tiempo. Un vehículo cuya batería eléctrica se recargaba gracias a un motor térmico que alimentaba un generador. Un coche eléctrico de autonomía extendida como se conocen hoy en día. Fisker era súper ambicioso y creo un coche de lujo a nivel global prácticamente de la nada.

Pero lo mejor era su diseño. De nuevo las claves estéticas de su estilo: gran parrilla frontal, líneas fluidas y sencillas y gran elegancia y sofisticación. Muchos vimos en él el Aston Martin Rapide que tuvo que ser y no fue. 

¿Loco o visionario?

Creo que Henrik Fisker de loco tiene poco. Quizás su único fallo es ser demasiado ambicioso en un mundo, el de la fabricación de automóviles, muy complejo a todos los niveles. Pero sin duda, Henrik Fisker fue un visionario en el diseño de coches.

Fisker Ocean concept

Hoy, las parrillas son cada vez más grandes y han tomado un protagonismo absoluto. Echamos de menos esa sencillez de líneas que Fikser implementó tanto en el Z8 como en el DB9 o el maravilloso Fisker Karma. El diseño de coches se ha exagerado hasta extremos que creo que ni diseñadores como Fisker o Chris Bangle podrían ni siquiera haberimaginado.

El futuro de Henrik Fisker sigue pasando por convertirse en un fabricante de peso en el explosivo mundo de los coches eléctricos. Su nueva creación, el Fisker Ocean, no tiene mala pinta: un SUV donde el diseño será uno de sus grandes atributos.

Buscador de coches

Y además