Pasar al contenido principal

Esto va a costar ir en coche a la Final de la Champions

Un pequeña gran fortuna. Una pequeña gran aventura.

viaje viajar futbol europa

En la vida hay viajes épicos que se recuerdan para siempre: un viaje de luna de miel, una aventura en caravana con colegas al cumplir los 18, etc. No obstante, si te gusta el fútbol, vivir una Final de Champions con tu equipo como protagonista tiene que ser espectacular, más aún si te gustan las cuatro ruedas y decides ir en coche a la Final de la Champions. Vale, si eres del Madrid estarás más o menos acostumbrado a este tipo de finales, pero aún así, en un destino exótico como Kiev, el viaje seguro que se convierte en algo épico.

Un Madrid Kiev en coche puede parecer una locura. ¡Y sí! Evidentemente lo es. 3.700 km es un muro muy alto antes de empezar un viaje en coche, pero saltarlo sin duda será una aventura para recordar por los tiempos. Lo primero que hay que saber es la ruta y lo primero que te debo decir es que puedes estar tranquilo: prácticamente todo el camino se realiza por países integrados en la Unión Europea, pasando por lugares muy chulos donde hacer paradas técnicas para comer o dormir. ¡Importante!

 

 

Antes de calcular los gastos de un viaje en coche tan largo, te voy a hablar de la ruta que se debe seguir: Salimos de Madrid con rumbo a Barcelona, para más tarde subir hacia Francia y recorrerla de punta a punta por su flanco oeste, pasando por Montpellier, Lyon, Dijon y cruzando a Alemania entre Basilea (Suiza) y Friburgo. Es importante no pisar Suiza para evitar pagar la viñeta obligatoria para circular por sus autopistas.

Una vez en Alemania, el paraíso de la velocidad: en este caso la recorreremos transversalmente por su zona sur: Karlsruhe, Nuremberg y saldremos a parar a la frontera con la República Checa. Pasaremos muy cerca de Stuttgart por lo que si te gustan los coches y tienes tiempo puede ser un buen lugar para hacer una parada técnica y visitar el Museo de Porsche.

La República Checa será uno de los grandes protagonistas de este viaje, ya que la recorreremos de punta a punta, entrando por Pilsen (para hacer acopio de buena cerveza checa) y siguiendo por el sur de Praga, Brno y Ostrava. Todo el trayecto se realiza por autopista en perfecto estado, por lo que hasta aquí no debes preocuparte de absolutamente nada.

 

 

Dejamos atrás la República Checa para cruzar el sur de Polonia, de camino a Ucrania. Katowice, Cracovia, Jaroslaw y saldremos de la Unión Europea para recorrer los últimos kilómetros en Ucrania. Por lo que se ve en Google Maps, las autopistas ucranianas parecen en un estado bastante decente, mejor incluso que algunas autopistas de nuestro país: eso es algo positivo en este viaje, ya que de Madrid a Kiev no saldrás jamás de una autopista (salvo si quieres que de verdad sea una aventura épica, claro!).

Ahora vamos a hablar de costes y para que sea fácil de entender, lo haremos por países: en España, circularíamos buena parte del tiempo por autovías, pero aún así, el tramo de AP-2 entre Zaragoza y Fraga y el tramo de AP-7 en el tramo final en Gerona, nos costarán 16,45 euros. A ello, hay que sumar unos 43 euros de combustible, teniendo en cuenta el consumo medio de cinco litros a los cien en un coche nuevo, diésel y eficiente.

Francia es el país más caro que vamos a recorrer hablando de peajes: cruzarlo de sur a norte nos costará la friolera de 75,95 euros. ¡Una pasta! Teniendo en cuenta que el precio del diésel también se ha disparado hasta los 1,46 euros, nos gastaremos 60 euros en diésel para recorrer los 859 km por territorio francés. Nos alegraremos de dejar atrás Francia para entrar en Alemania: ¡aquí los peajes nos costarán 0 euros! Y el precio del diésel baja hasta los 1,30 el litro. Cruzar Alemania apenas nos costará 33 euros.

 

 

En República Checa deberemos comprar una viñeta para circular por sus autopistas: nos costará 12,50 euros. El precio del combustible es más o menos como en España, con 1,22 euros el diésel. Nos gastaremos unos 30 euros en recorrer los 541 km por tierras checas. Polonia todavía es más barato: el combustible apenas nos costará 1,16 euros el litro (22,50 euros en total) y pagaremos solamente 4,65 euros por recorrer 363 km de autopista.  

Por último, el tramo más exótico, el tramo final en Ucrania. Como es de esperar, en este país con reservas de petróleo el precio del diésel es, con diferencia, el más bajo de todos: ¡menos de un euro el litro! Tampoco pagaremos peajes, por lo que recorrer 600 km en Ucrania apenas nos costará 40 euros al cambio. ¡Nada mal! ¿Quieres sumar todos los gastos propios del coche? Ahí van: 338,05 euros. 

A eso habría que sumar el coche de alquiler durante una semana, al menos, y los hoteles, al menos tres para viajar descansados. Un Peugeot 308 o Renault Mégane te costará unos 140 euros una semana: recuerda asegurarte que el coche puede salir de la Unión Europea, quizás te puedan pedir algo más de dinero por el tema del seguro, tenlo en cuenta. Pongamos de media unos 100 euros la noche para en habitaciones dobles y cuádruples, viajar de Madrid a Kiev en coche costará unos 800 euros, comidas aparte. Si viajáis cuatro, unos 200 euros por cabeza: ¡mucho menos de lo que están pidiendo las aerolíneas por viajar en esas fechas!

Viajar en coche nos encanta: nos permite conocer mejor nuevos lugares y culturas. Aquí puedes ver cómo viajar en coche a un país extranjero con total seguridad, así como importantes consejos para cuidar tus neumáticos. ¡Cualquier precaución es poca en un viaje así!

¿Buscas el coche ideal para un viaje así? Aquí los tienes todos

Lecturas recomendadas