Pasar al contenido principal

Fiesta de disfraces: este Porsche Panamera no es un Porsche Panamera

Un aplauso y reconocimiento al departamento de disfraces del Grupo Volkswagen.

El Porsche Panamera que no es un Porsche Panamera. ¿What? El camuflaje de los coches del futuro alcanza un nuevo nivel con el desarrollo del nuevo Bentley Flying Spur, la berlina de lujo que estos días se está probando a fondo en el Circuito de Nürburgring (si, una limusina de Bentley desarrollándose en Nürburgring, válgame Dios!). Y es que este Porsche Panamera que puedes ver en el vídeo que te dejo a continuación, no es más que un Bentley Flying Spur camuflado con un minucioso trabajo de carrocería.

 

 

Aunque bueno, al fin y al cabo, comparten más elementos de los que pueden parecer a priori: ¿dónde vamos a llegar con la globalización? ¿Un Porsche y una limusina Bentley compartiendo muchos componentes? Pues así es: hace unos años se habría tratado de una broma de mal gusto, pero hoy, Bentley y Porsche forman parte del paraguas del Grupo Volkswagen. Es lo que hay: en las fotos podemos ver las pruebas de la futura berlina de lujo de Bentley que no solamente compartirá el motor V8 con Porsche, sino que también podría compartir el sistema híbrido del Porsche Panamera 4 e-Hybrid.

No te pierdas: Porche Panamera, su precio

Lo que parece claro es que a nivel dinámico, el Bentley Flying Spur 2018, que estará asentado sobre la nueva plataforma MSB del Porsche Panamera, supondrá un salto claro hacia adelante: será más ligero y con una dirección más precisa. No obstante, no nos equivoquemos: seguirá siendo un Bentley, con una suspensión claramente enfocada al confort, aunque con múltiples regulaciones que le permitirá ser bueno también en terrenos hasta ahora vetados para un Bentley de semejante tamaño y porte. Es de esperar que tenga un modo sport que endurezca la suspensión y sea mucho más eficaz en zona de curvas, minimizando el balanceo.

 

Vídeo: así se mueve el Bentley Continental GT 2018

 

Si todos los planes se cumplen, es de esperar que el Bentley Flying Spur 2018 sea presentado o bien en el Salón de Ginebra o bien en el Salón de Frankfurt: el año que viene compartirá protagonismo con el Bentley Continental GTC 2018, la versión descapotable. Mi apuesta: en Ginebra veremos al descapotable y en París veremos al nuevo Flying Spur, llegando al mercado a finales de 2018 o principios de 2019.

¿Cómo será el futuro Bentley Flying Spur? Es curioso que todavía queden muchos meses hasta su llegada a los concesionarios y que ya te pueda dar muchas claves, ¿ya no hay margen para la sorpresa en la industria del motor? Como te decía, estará asentado sobre la plataforma MSB, medirá unos 5,30 metros de largo, contará con elementos estéticos derivados del Bentley Continental GT 2018, mientras que en el interior encontraremos un salpicadero a medio camino entre el del deportivo y el del Bentley Bentayga. Podrá tener cuatro o cinco asientos, mientras que bajo el capó encontraremos al menos dos opciones mecánicas: un V8 de cuatro litros y unos 550 CV, un híbrido que debería rondar los 500 CV y queda por ver si finalmente mantendrá el motor W12 de 635 CV que hemos visto en el Bentley Continental GT 2018.

Pues eso: por mucho que se curren los disfraces, en un mundo tan globalizado y previsible, las novedades imprevisibles son las verdaderas sorpresas.

 

 

 

Lecturas recomendadas