Estos son nuestros 5 descapotables de cuatro plazas favoritos

Herramientas maravillosas para recorrer cualquier rincón de nuestro litoral: y no, no es obligatorio que te toque el Euromillón.

Aunque sí es deseable. Entre los descapotables de cuatro plazas que nosotros guardaríamos en el garaje de la redacción para disfrutar con el buen tiempo, hay un poco de todo: desde auténticos deportivos para provocar un infarto a tu abuela hasta un buque donde el lujo parece heredado directamente del Palacio de Versailles. Todos tienen algo especial y ninguno te dejará con mal sabor de boca. Eso sí, por favor, si eres el afortunado de tener uno de estos en el garaje: ¡techo fuera y a disfrutar!

 

Rolls-Royce Dawn

No lo digo por casualidad: disfrutar de un coche como un Rolls-Royce Dawn con la capota puesta es como abrir una botella de Vega Sicilia Único y mezclarla con Coca-Cola. Para eso, ya tienes el Rolls-Royce Wraith, que podría hacer las funciones de Don Simón en este símil ridículo (Henry y Charles, no lo toméis en serio). En definitiva, el Dawn es el descapotable de lujo elevado a la enésima potencia, lujo, calidad, potencia, imagen. Tiene todo lo necesario para llegar ‘like a boss’ a cualquier reunión de amigos con el mar cerca…o lejos. Da igual, la cuestión es poder disfrutar de todo este lujo con el techo como cielo. Eso es lujo y lo demás tonterías.

 

Porsche 911 Carrera Cabrio

No te lo pierdas: los 10 descapotables más rápidos del planeta

Quizás la mayor duda sobre la presencia del Porsche 911 Carrera Cabrio en esta lista es que sea realmente un cuatro plazas. Bueno, teniendo en cuenta que los niños también son seres humanos, se puede considerar como tal. La cuestión es que nos encanta y más de uno en la redacción mataría por tener un ‘nueveonce’ descapotable en el garaje. Da igual el año, da igual el motor: lo importante aquí es el concepto, la diversión y lo grande que puede terminar siendo el tamaño de tu sonrisa. Lo queremos, ¡cómo no lo vamos a querer!

 

Bentley Continental GT V8 Convertible

Reserva en una exclusiva suite de un hotel de lujo, compra champagne, caviar y fresas, lleva al Rolls-Royce Dawn y al Porsche 911 Carrera Cabrio, y probablemente el resultado de esa noche de frenesí sea el Bentley Continental GT V8 Convertible. Probablemente saldrá con más esencia del padre (el Rolls) que de la madre, pero es un coche sensacional. El lujo es protagonista, pero su motor V8 (también el W12, aunque sea más gastón) ofrece un nivel prestaciones de primer nivel. Si no tienes claro si quieres lujo o deportividad, este Bentley es tu mejor opción (quizás un Mercedes S63 AMG Cabriolet también pueda serlo).

 

BMW 428i Cabriolet

Llego al mundo real, un mundo sin un Euromillón en el bolsillo. Es algo más triste pero también puede ser tremendamente gratificante: este BMW 428i Cabriolet es un buen ejemplo. Sus motor de cuatro cilindros combina unos consumos más que interesantes (6,6 litros a los cien) con unas prestaciones de primera (0 a 100 en 6,4 segundos). Dinámicamente se comporta como debe comportarse un BMW, está perfectamente terminado por dentro y en su habitáculo podrán viajar con relativa comodidad cuatro adultos. 

 

Fiat 500C TwinAir

¿Quieres un coche con estilo, barato, divertido y económico? Pocas opciones son mejores que este Fiat 500C TwinAir. Tiene ese toque de estilo ‘chic’ en todos sus poros y con el nuevo restyling, han conseguido modernizar su aspecto sin renunciar a su estilo. Si te corre gasolina por las venas, quizás debas esperar a que lancen el nuevo Abarth 500 descapotable, si tienes un presupuesto mayor, también puedes echar un vistazo al Mini descapotable más potente y salvaje, el John Cooper Works.

Lecturas recomendadas