Pasar al contenido principal

Un concesionario ofrece el viaje con el que todos soñamos

¡Un viaje de ensueño a precio de infarto!

Estos clásicos han sido encontrados en un castillo de Suiza

Todos soñamos con realizar un viaje relacionado con nuestra pasión por los coches. Visitar la fábrica de Ferrari, el nuevo museo de Lamborghini o el lugar donde nacen los sueños locos de Horacio Pagani. Visitar los mejores hoteles, comer en los mejores restaurantes y soñar despierto frente a los castillos europeos más imponentes. El tour de Manhattan Motorcars es un regalo a sus mejores clientes, aunque el regalo es el simple hecho de organizarlo: este viaje de lujo puede considerarse cualquier cosa menos un regalo.

Y es que el viaje cuesta la friolera de 85.000 dólares por persona. 7 días, a más de 10.000 dólares por día. ¡No es dinero para los mejores clientes de Manhattan Motorcars, uno de los concesionarios de lujo más importantes de Nueva York y que vende unos 4.000 coches al año de algunas de las marcas más prestigiosas del mundo: Rolls-Royce, Bentley, Lamborghini, Porsche, Bugatti o Koenigsegg son algunos de los coches nuevos que guardan los afortunados que realizarán uno de los viajes más exclusivos por el Viejo Continente.

 

 

“La idea no fue realizar un simple viaje turístico, fue crear una experiencia única para nuestros mejores clientes.” Afirma Brian Miller, organizador del viaje. “Tenemos clientes que gastan millones en sus coches, por lo que estás tratando con personas especiales que tienen también gustos especiales.” Miller ha bautizado esta ruta como ‘Cars & Castles’, coches y castillos. La invitación ha llegado solamente a 16 clientes y, tras pagar los 85.000 dólares, poco más de 70.000 euros al cambio, estos millonarios están a punto de vivir un auténtico sueño para cualquier amante de las cuatro ruedas.

La idea nació tras la conversación con uno de sus clientes, que le comentó su infructuosa intención de visitar diversas fábricas de superdeportivos. Miller pensó que él podría intentarlo, dada su buena relación con las marcas más exclusivas, y empezó a dar vueltas a la idea de un viaje súper exclusivo para los mejores clientes del concesionario. La aventura incluye viajes en vuelo privado por Europa (el viaje de EEUU a Londres no está incluido), estancias, comidas y una gran cantidad de actos para que no se aburran ni medio segundo.

 

 

Visitarán fábricas, conducirán las últimas novedades tanto en circuito como en carreteras espectaculares (por ejemplo, el Lamborghini Urus), cenarán con diseñadores y directivos de marcas y también disfrutarán de lo que Europa les puede ofrecer, más allá de los coches. Dormirán en castillos, comerán en restaurantes 3 estrellas Michelin e incluso podrán disparar las exclusivas armas de Holland&Holland o sobrevolar Francia en globos aerostáticos. “Los que tengan vértigo podrán disparar las mejores armas europeas, siempre y cuando no disparen contra los globos, claro está.” Comentaba entre risas Miller.

Sin duda, la presión para Miller es máxima: “mis clientes están acostumbrados a lo mejor y no podemos estropear esta experiencia: una decisión estúpida podría arruinar 20 años de duro trabajo.” No cabe duda que estamos ante uno de los mejores viajes que cualquier amante de los coches y de la buena vida puede desear: gastando algo más de 10.000 euros cada día, te aseguro que yo también sería capaz de organizar un viaje alucinante. ¡Quién pudiera!

Lecturas recomendadas