Pasar al contenido principal

GP F1 de Estados Unidos 2018: Raikkonen gana, Hamilton acaricia el título

El Mundial se nos escapa de las manos…

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Victoria Raikkonen GP F1 EEUU 2018

El GP de F1 de Estados Unidos 2018 solo tiene un titular posible: Raikkonen gana (llevaba 113 carreras sin hacerlo -desde Australia 2013-) y Hamilton acaricia el título a falta de tres carreras para el final de temporada. Los dos pilotos, que partían segundo y primero, respectivamente, mostraron su mejor mano nada más apagarse el semáforo. Sin embargo, el finlandés fue el más hábil y le arrebato la primera posición al ‘poleman’ tras la salida.  

Durante la primera vuelta, un error de Vettel en la curva 12 provocó que el alemán se tocara con Ricciardo y acabara haciendo un trompo que le hizo perder muchas posiciones. El incidente, sin embargo, se cerró sin ninguna acción por parte de la FIA. 

No te pierdas: ¿Por qué se llaman así los Grandes Premios de Fórmula 1?

También el primer giro en el Circuito de las Américas fue testigo de una melé que provocó que Stroll -que tuvo que hacer frente a un ‘drive through’- se llevara puesto a Alonso, que salía decimotercero, lo que provocó graves daños en el McLaren y le costó la carrera al piloto asturiano. 

Respecto a los Red Bull, el Gran Premio de Estados Unidos 2018 de Fórmula 1 terminó para Ricciardo -que había demostrado un ritmo muy agresivo desde el comienzo- en la vuelta 10 por un fallo en la batería: una pesadilla para el australiano, sin duda, que ya acumula siete abandonos esta temporada.

Respecto a la estrategia de neumáticos, la primera parada de Hamilton se produjo durante el 'Virtual Safety Car', cuando el piloto británico aprovechó para calzar neumáticos blandos. Su principal obstáculo en la lucha por la victoria, Raikkonen, comenzó con ultrablandos y no entró hasta la vuelta 22.

 

 

La segunda parada de Hamilton, que estaba sufriendo de ‘blisters’ en sus compuestos, tuvo lugar en la vuelta 37, donde optó por los neumáticos blandos, el compuesto ‘más duro’ disponible en el Gran Premio de F1 de Estados Unidos 2018, para poder aguantar sin complicaciones hasta el final. 

Sin duda, la gran remontada fue la de Max Verstappen, que salía decimooctavo debido a los problemas de clasificación y acabó subiendo al podio en Austin. El holandés se quejaba del rendimiento de los neumáticos blandos (amarillos) y demostró estar en lo cierto, debido a que su desempeño en pista mejoró notablemente al montar los superblandos.

De hecho, Hamilton intentó con uñas y dientes arrebatarle el segundo cajón del podio, pero finalmente no pudo hacerlo y tuvo que conformarse con la tercera plaza. Bottas perdió la cuarta posición en una preciosa batalla con Vettel, que demostró sangre fría tras un comienzo de carrera que, seguramente, ha levantado ampollas entre los tifosi. 

 

GP F1 de Estados Unidos 2018: los otros protagonistas

Carlos Sainz, que salía en decimoprimera posición, recibió una penalización de cinco segundos -que cumplió durante su primera parada en boxes- por salir de los límites de la pista y ganar ventaja. Eso no impidió que el madrileño acabara una vez más en zona de puntos (séptima posición).

Su compañero de equipo, Hulkenberg, uno de los Haas, Magnussen y los dos Force India se metieron también entre los diez primeros. Leclerc y Grosjean fueron los otros dos abandonos de la jornada. 

 

Mundial de F1 2018: ¡quedan tres asaltos!

La victoria de Raikkonen y el gran ritmo de Verstappen dejan el Mundial de F1 2018 abierto. Si quieres convertirse en campeón del mundo de Fórmula 1 en 2018, Lewis Hamilton tendrá que ser como máximo séptimo (igualaría así a Juan Manuel Fangio con cinco títulos mundiales) en México. Aun así, Sebastian Vettel no parece dispuesto a rendirse en la lucha si la situación se mantiene como en este Gran Premio.  

 

Lecturas recomendadas