Pasar al contenido principal

Land Rover Discovery: ¿es el único todoterreno auténtico que queda?

Un coche pensado para ser eficaz fuera del asfalto. ¡Una rara avis!

El Land Rover Discovery 2017 es, sin lugar a dudas, uno de los mejores coches para subir el Everest como un marqués: es lujoso y a la vez muy capaz en el terreno off-road. ¿Se puede considerar el único todoterreno auténtico que puedes comprar hoy? Claro que no, es evidente que no: siempre que coches como el Mercedes Clase G, el Jeep Wrangler 2018 o el Toyota Land Cruiser estén a la venta, el Discovery no será el único todoterreno auténtico pensado para ser bueno fuera del asfalto.

Otra cosa diferente es cuando hablamos de todoterrenos modernos capaces fuera del asfalto. Ahí al cosa cambia: generalmente, cuando hablamos de todoterreno auténticos, como los anteriormente descritos, quizás dejamos un poco de lado otros elementos de confort o de dinamismo sobre el asfalto para priorizar una buena capacidad off-road. Un Mercedes Clase G o el citado Jeep Wrangler son coches buenos fuera del asfalto, pero que dentro del asfalto lo pasan realmente mal: sus suspensiones son demasiado rígidas y su precisión en curvas dejan mucho que desear.

 

 

El Land Rover Discovery es un Land Rover moderno, con un chasis moderno, una suspensión moderna y con mucha tecnología enfocada para ser bueno también dentro del asfalto. Es cierto que sus formas hacen que su estabilidad en una conducción deportiva brille por su ausencia, normal, pero es un coche muy válido para conducir y que brilla por encima de muchos de sus rivales.

Aunque donde realmente destaca es cuando hablamos de su arsenal off-road. Sus cotas son fantásticas: una altura libre al suelo de 283 mm, una profundidad de vadeo de 900 mm y unas cotas de ataque y salida muy buenas. También destaca su sistema Terrain Response 2 que adecua la tracción según cada superficie para optimizar la adherencia. Y esto no ha hecho más que empezar.

 

 

También cuenta con elementos como el All Terain Progress Control, un sistema de conducción a baja velocidad en condiciones de poca adherencia que optimiza la tracción para conseguir avanzar como si fuese un tanque. Es una especie de control de crucero para situaciones complicadas: por supuesto, el diferencial trasero se puede bloquear de manera automática para conseguir la mejor tracción en las situaciones más complicadas. Cuenta también con una serie de cámaras para poder seguir lo que ocurre en el exterior con total precisión, para superar prácticamente cualquier obstáculo.

Así pues ¿es el Land Rover Discovery el único todoterreno auténtico que queda? No, desde luego que no. Pero, ¿es el Land Rover Discovery el único todoterreno moderno que queda? Ahí la cosa ya parece más clara. Yo diría que el Land Rover Discovery es, muy posiblemente, el mejor SUV de lujo fuera del asfalto. Un coche con el que superar obstáculos con todo el lujo del mundo. Por cierto, si te gustan los coches con capacidad off-road pero tu presupuesto es más limitado, echa un vistazo a nuestro ránking de todoterrenos de segunda mano baratos.

Lecturas recomendadas