Prueba: el nuevo Toyota C-HR se pone serio en todos los aspectos

- Actualizado:

El nuevo Toyota C-HR se ha desarrollado teniendo en cuenta a los clientes actuales y ahora es más sólido, está mejor aislado y recibe un PHEV por primera vez.

Seis años después de su lanzamiento y con más de 700,000 unidades vendidas en Europa, el Toyota C-HR 2024 entra en escena... y ya lo hemos podido probar

Se trata de la segunda generación de este SUV japonés, que se renueva por completo con un diseño distintivo y atractivo para mantenerse en todo lo alto.

Y no es una manera de hablar, pues en lo que va de año ocupa la cuarta posición de los coches más vendidos solo por detrás del Dacia Sandero, Seat Arona y Peugeot 2008.

Antes de iniciar la prueba del nuevo Toyota C-HR, recuerdo que su primera generación impresionó a muchos con un diseño innovador allá 2016 y ha sido un éxito en toda Europa, especialmente en España, el país donde más se vende de Europa.

Por eso, a muchos os puede sorprender que llegue un cambio tan marcado que, en mi opinión, no era necesario. Su diseño era tan vanguardista en su lanzamiento que sigue siendo contemporáneo hoy en día.

Toyota lo describe como un prototipo llevado a la carretera, aunque esto ha implicado numerosos ensayos y pruebas, como pudimos comprobar en persona tras visitar las instalaciones de Toyota Motor Europa en Bruselas. 

Allí, también tuve la oportunidad de tener un primer contacto dinámico con la nueva motorización híbrida enchufable que estrena esta generación. Pero antes de entrar en detalles, vamos a echar un vistazo a los cambios.

Un concept que llega al mundo real

El nuevo Toyota C-HR presenta una carrocería aún más afilada con más ángulos y bordes, inspirada claramente en el diseño del nuevo Toyota Prius que lamentablemente no vamos a tener en España. El protagonista de esta prueba adopta la característica parrilla frontal de "tiburón martillo" y los sistemas de propulsión del Corolla.. 

Otra novedad en el estilo se encuentra en los tiradores de las puertas, especialmente los traseros, que ahora se ubican más abajo en lugar de sobre la ventanilla. 

Parece ser que esta solución responde a la demanda de muchos consumidores, muchos de ellos con un hijo pequeño, quienes encontraban incómodo abrir la puerta anteriormente.

Además, atendiendo a las opiniones de los propietarios del Toyota C-HR, se ha rediseñado la ventanilla de las puertas traseras, ampliando su superficie y mejorando la visión lateral trasera, abordando así una de las deficiencias del modelo anterior. 

Ahora es más fácil ver los vehículos que se acercan desde los lados porque ofrece una visibilidad similar a la de un automóvil del segmento A, algo que se agradece en incorporaciones o al circular en ciudad. Aun así, las ventanillas traseras tienen una forma que sacrifica la función a la forma: tampoco es tan grave. 

En el nuevo Toyota C-HR cambian las dimensiones, aunque no en exceso, porque la plataforma sigue siendo la misma: la TNGA-C. Es tres centímetros más corto que antes, casi cuatro más ancho (+37 mm) y prácticamente igual de alto (+3 mm). La distancia entre ejes, sí que sigue siendo exactamente la misma: 2.640 mm. 

El maletero tiene entre 315 y 380 litros (antes se quedaba en 377), lo cual es positivo. Sí, sigue siendo limitado, y aunque es suficiente para una pareja con un niño, puede quedarse corto si se intenta transportar demasiado equipaje junto al carrito.

El salpicadero ha experimentado una transformación significativa. La sensación general que me da es de una mejor integración de todos los mandos que están orientados hacia el conductor. 

También la calidad general ha mejorado considerablemente, con detalles que me recuerdan a marcas premium, lo cual es muy elogiable.

En términos de tecnología, hay mejoras significativas, como la inclusión de un cuadro de mandos digital de 12,3 pulgadas, que se combina perfectamente con la pantalla táctil principal del mismo tamaño. Aunque, en mi opinión, los gráficos del navegador y la interfaz podrían haber sido más modernos.

Motores: un nuevo enchufable y dos híbridos más potentes

En cuanto a los propulsores, este C-HR se estrena la quinta generación de motores híbridos de Toyota Hybrid Sinergy Drive (HSD), y esto se nota en términos de rendimiento, silencio y comodidad de marcha. 

En parte es debido a que han recalibrado la entrega de potencia y su comportamiento. Para ello, buscaron voluntarios para instalar un dispositivo que recopilara datos sobre el comportamiento y el uso del motor

Con todo en su poder, desarrollaron el set-up final de los motores (gasolina y eléctricos), del chasis y de otros parámetros, como la respuesta del acelerador.

Esta ha sido mejorada para ser más directa y progresiva. Pude experimentarlo brevemente al conducir un Toyota C-HR PHEV, la versión más potente de la familia con 223 CV (batería de 13,8 kWh para 60 km WLTP que se carga a 6,6 kWh) y que aparece por primera vez en la gama. 

La versión de entrada, el Toyota C-HR 140H, cuenta con un motor de 1.8 litros (98 CV) y un motor eléctrico (95 CV) que proporcionan en conjunto una potencia de 140 CV y un consumo medio de 4,7 litros/100 km.

Por encima está el Toyota C-HR 200H, con un motor de dos litros de 152 apoyado por los 113 CV del propulsor eléctrico para una potencia total de 196 CV, con un consumo medio de 4,8 litros, lo que es más que llamativo. Estos dos últimos llevarán una batería de 0,91 kWh

En marcha es más sólido y está más asentado

Nada más iniciar la prueba me llama la atención el aislamiento del C-HR. Se nota que los ingenieros han trabajado duro ahí, porque rueda en un silencio casi total y los valores NHV se desploman.

Guiado por un nuevo volante de tres radios con un agarre más robusto y una dirección que se endurece con la velocidad, el coche se vuelve aún más divertido de conducir al tomar curvas.

El trabajo de varios pilotos del equipo Toyota en el desarrollo del automóvil ha contribuido notablemente. Porque, aunque probablemente nunca lo necesites, con el C-HR de esta prueba (con llantas de 20"), se puede ir a buen ritmo. 

El trabajo de los amortiguadores de frecuencia selectiva (suspensión FSC) es mantener bajo control la carrocería en movimientos largos (ondulaciones en autopista), pero suavizarlos en choques cortos y bruscos (baches en secundarias, adoquines en ciudad, etc). Y así sucede aquí. 

A la hora de enfilar zonas de curvas, no esperes las reacciones de un GR Yaris. De hecho, lo que debes hacer es tomarte las cosas con calma, que es lo adecuado para el carácter der este SUV híbrido.

Por ejemplo, la dirección no es especialmente directa, aunque eso no es problema porque es agradable de utilizar y razonablemente rápida. Su endurecimiento progresivo está bien calibrado y en carreteras reviradas no te vas a cansar de ‘darle a la rosca’.

A la hora de circular por autopista, se nota que la nueva evolución del HSD ha puesto el foco en evitar esa sensación tan desagradable de pisar el acelerador y que no ocurra nada salvo ruido

Ahora el coche parece bien aislado y, aunque quedan trazas de vibraciones, si llevas una conducción normal probablemente no te va a molestar.

Precios del nuevo Toyota C-HR: así queda la gama

Hay tres acabados disponibles: el de acceso se llama Active, pero no creo que lo compren muchos particulares y sí flotas. Por encima se coloca el Advance, que es el que elige la mayoría de los compradores, ya que suma mucho equipamiento por apenas 750 euros más.

A este Advance se le puede sumar el Paquete Advance Plus (2.500 euros), que añade carrocería bitono y portón de maletero automático, además de otros elementos como el techo panorámico.

También está la versión GR Sport, que tiene un carácter más deportivo, tiene carrocería bicolor y es el más equipado de todos, con la mencionada suspensión FSC de serie.

En cuanto a los precios del Toyota C-HR 2023 han subido algo, en torno a los 2.000 euros. Así, el Toyota C-HR 140H parte de 31.750 euros, mientras que el 200H lo hace desde 35.000 euros. 

El nuevo Toyota C-HR está a la venta desde ya en sus versiones híbridas no enchufables y para el PHEV habrá que esperar al mes de enero, que es cuando arranca su producción, aunque las primeras unidades no llegarán hasta primavera.

También estará disponible una edición de lanzamiento llamada "Premiere" (la versión tope de gama), que tiene un precio de 43,150 euros si se financia la compra con Toyota.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Coches híbridos enchufablesSUV, SUV híbridos, Coches híbridos

Nuestro veredicto

8