Pasar al contenido principal

Prueba Volvo XC40 híbrido: el precio de la tranquilidad

Su precio de partida son 45.500 euros. ¿Apuesta segura?
Imagen de perfil de Gabriel Jiménez
8 10

Nuestro veredicto

Prueba Volvo XC40 híbrido. En realidad para ser más correctos, se trata de la primera prueba del Volvo XC40 Twin Engine, que es un coche híbrido enchufable (PHEV). ¿ Y en qué cambia con respecto a un XC40 'normal'? A nivel estético, poca cosa: lo más destacado es que cuenta con una segunda trampilla de repostaje, en este caso, de carga eléctrica, situada en la aleta delantera izquierda.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020
Esta es la boca de carga eléctrica del Volvo XC40 híbrido enchufable.

Otro detalle que distingue al Volvo XC40 PHEV es el anagrama en el portón trasero, donde se encuentra la nomenclatura Twin Engine. Asimismo, otras diferencias entre el Volvo XC40 híbrido y el resto de la gama es que carece del suelo del maletero plegable (opcional) y que, además, el volumen del tanque de combustible es de 48 litros, en vez de los 54 de un XC40 de motor térmico.

Interior del Volvo XC40 híbrido

Pero es en el interior donde se pueden encontrar las principales diferencias del Volvo XC40 híbrido, concretamente bajo el capó. El primer híbrido de Volvo –que utiliza la plataforma CMA– monta dos motores: una mecánica de gasolina 1.5 de tres cilindros que desarrolla 180 CV, y que trabaja con un motor eléctrico de 60 kW (82 CV), con lo que la potencia conjunta del Volvo XC40 híbrido es de 262 CV. En este sentido, el Volvo XC40 híbrido solo disponible con tracción delantera, y entrega la potencia por medio de una transmisión automática de doble embrague de 7 relaciones shift-by-wire (sin conexión mecánica).

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020

El Volvo XC40 híbrido tiene una batería consta de 90 celdas y tiene una capacidad de 10,7 kWh, lo que posibilita una autonomía en eléctrico de entre 42 y 46 kilómetros –en función del tamaño de las llantas– en ciclo WLTP. Con ello, el Volvo XC40 PHEV se hace consigue la etiqueta cero emisiones de la DGT. Para cargar íntegramente las baterías del XC40 híbrido enchufable, por su parte, el tiempo que se requiere oscila entre las tres horas (cargador de 16 amperios) y seis (6 amperios).

Prueba Volvo XC40 PHEV

Para poner a prueba el Volvo XC40 híbrido he viajado a las desafiantes carreteras de los Alpes alemanes, en Baviera. El Volvo XC40 PHEV arranca siempre en híbrido, independientemente de que las baterías del motor eléctrico estén cargadas o vacías. En la pantalla de la instrumentación, uno de los relojes, el derecho, pone de manifiesto que se trata del primer híbrido de Volvo. Por una parte, muestra sobre el indicador de la autonomía, una pequeña pila con la autonomía en modo eléctrico.El Volvo XC40 T5 Twin Engine dispone de tres modos de conducción: Pure (eléctrico puro), Hybrid (híbrido) y Power (cuando solo funciona el motor térmico).

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020
Detalle de la instrumentación del Volvo XC40 híbrido.

Inicio la marcha con la suavidad y el silencio que proporciona el módulo electrificado. Como en otros híbridos enchufables o coches eléctricos puros, en el Volvo XC40 plug-in hybrid el motor eléctrico ejerce de freno de motor y para recuperar la energía de la frenada, en varios niveles de intensidad.

Al encontrarme en una carretera de montaña con muchos repechos y bajadas, activo el modo más conservador y con mayor capacidad de recuperación de la frenada. Para ello, basta con mover la palanca de la transmisión automática hacia ti y colocarla en B, y para aumentar o reducir la capacidad de recuperación o bien moverla hacia la derecha (más) o hacia la izquierda (menos). En esta operación se echan de menos unas levas para realizar esta operación –el acabado R Design las incluye–.

Entre el frío que imperaba fuera –con la calefacción activada, así como el asiento calefactable– y los repechos que estaba encontrándome, la autonomía de las baterías cae con suma rapidez, aunque en la bajadas recupero kilómetros poco a poco.

No te lo pierdas: Los 50 coches eléctricos que llegarán en 2020

Lo ideal en estos casos es desconectar el modo puro eléctrico y reservar la carga eléctrica para entrar en una zona de bajas emisiones de una gran ciudad. Para hacerlo, hay que acceder a través de la pantalla del sistema de infotainment en la consola central y buscar en el menú 'Modos de conducción', y en Pure y pulsar el botón 'Hold', con lo que se desactiva el modo eléctrico puro. Además, si se pulsa 'Charge', el motor de combustión interna cargará las baterías. Una vez desactivado el modo eléctrico puro –solo está disponible hasta 125 km/h– se disfruta más al volante del Volvo XC40 híbrido, pues no estás pendiente de que la batería se desplome.

Precio Volvo XC40 híbrido

El Volvo XC40 híbrido –que ya está a la venta, y cuyas primeras unidades llegarán este verano– tiene un precio de partida desde 45.500 euros. ¿Vale la pena pagar esa cantidad? El Volvo XC40 híbrido es caro, pero además de todas las virtudes que reúne el SUV compacto de Volvo (seguridad, acabados premium, tecnología...), se añade la tranquilidad que confiere la etiqueta cero emisiones de la DGT (acceso asegurado a las ciudades) y la libertad de circulación también haya o no restricciones por contaminación. Además, y al igual que sucede con el Volvo XC40 eléctrico, la marca sueca devolverá al propietario todo el gasto de electricidad correspondiente a la carga de las baterías durante el primer año. Y toda ayuda siempre se agradece.

Y además