Alpine A110: ¡por fin se ha develado! En el Salón de Ginebra 2017, claro

Tenemos lágrimas en los ojos. Gracias, Alpine.

Tras enseñarnos, teaser, renders, marearnos con el nombre (que si AS 1, que si no…), etc, etc, por fin tenemos con nosotros el Alpine A110 2017, presentado en el Salón de Ginebra 2017.

Aunque ya te dimos aquí las claves sobre este coche deportivo, te recordamos que está hecho por y para la agilidad. Realizado en aluminio, pesa 1.080 kg, distribuidos en proporción 44:56. Un centro de gravedad bajo y unas dimensiones compactas (4,17 m de longitud, 1,79 de anchura y 1,25 de altura), junto a un motor por delante del eje trasero, suman puntos en este apartado.

Pero se necesita más para salir a jugar con la máxima efectividad por cualquier carretera retorcida, así que el Alpine A110 se complementa con un motor 1.8 turbo (va asociado a una caja de cambios automática de 7 velocidades) tocado por la varita mágica de Renault Sport. Hablamos de 250 CV y 320 Nm, lo que nos deja una relación peso/potencia de 4,3 kg/CV. Eso permite que el nuevo Alpine pase de 0 a 100 en 4,5 segundos. En cualquiera de sus modos de conducción (Normal, Sport, Track) te vas a divertir; no podrás dejar de emocionarte con el sonido del escape…

La aerodinámica ha sido muy cuidada, de ahí que tenga un fondo plano y un difusor trasero. Nada de alerones, como en el original; un Cx de 0,32 es suficiente para alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

A la venta un Renault Alpine GTA Turbo por 10.500 €.

En cuanto a su diseño… Se nos cae la baba. Es inmediatamente reconocible como un Alpine, pero se han incluido ciertos toques modernos en forma de faros LED o materiales como la fibra de carbono o el aluminio. Estos últimos, a los que se suma el cuero, los encontramos en el interior, donde el conductor, según el comunicado oficial de la marca, disfrutará de una postura al volante muy cómoda. Tendrá que sentarse en un bacquet realizado en una sola pieza creado por Sabelt (pesa 13,1 kg). Un suplicio, vaya.

Como ya te contamos, existirá una versión especial, llamada Alpine A110 Premiere Edition, limitada a 1955 unidades (el número rinde homenaje al año en el que Jean Redele creó la marca). Costará 58.500 euros e incluirá llantas de 18”, pedalier de aluminio cepillado, un escape deportivo… Pero no te molestes, ya han sido reservados todos los modelos disponibles con el volante a la izquierda (a menos que quieras uno con el volante a la derecha, claro. Aún quedan un par de ellos). Una vez completa su producción, en 2018, se lanzarán más acabados para la versión ‘normal’, además de las opciones de personalización. Puedes ir solicitándola ya.

Evidentemente, la marca promete que estará tan cómodo en un uso diario como en un circuito. Dónde va a pasar más tiempo es cosa tuya.

Tags

  • Salón de Ginebra 2017
  • Alpine