5 deportivos circuiteros que en realidad no lo son tanto

¿Quieres uno de estos y meterte a un circuito? Pues compra también un E30 de desguace...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Si te gusta la gasolina tanto como a nosotros, seguro que siempre que buscas cambiar de automóvil -aquí tienes los coches de 2017- te lanzas a mirar las impresiones de comportamiento de quienes los prueban. ¿Quieres un coche para disfrutar de un track day durante el fin de semana? Pues lo mejor que puedes hacer es leer los consejos para que tu primera tanda no sea una pesadilla... y evitar entrar a pista con uno de los deportivos circuiteros que en realidad no lo son

Hablemos de EL circuito: los datos de Nürburgring que deberías conocer

Vaya por delante que a la hora de comprar un coche nuevo -aquí los mejores consejos de tu cuñado- hay que valorar muchas cosas... y sobre todas ellas, el uso real que se le va a dar al mismo. De nada sirve que te compres un Hennessey VelociRaptor 6x6 porque tienes pensado salir al campo una vez al mes si en tu día a día lo necesitas para entrar al centro de Madrid y aparcarlo en un atestado parking público. ¿Se entiende el concepto? Pues eso. 

Pero si lo que estás decidido a comprar es un coche para disfrutar quemando adrenalina -y un poco de ruedas- en el trazado de una pista, quizá sea buena idea que primero le eches un vistazo a los deportivos circuiteros que en realidad no lo son que te hemos dejado en la galería superior. Para evitar cometer un error del que luego te puedas arrepentir. Sí, ya sabemos que lo fácil es irse a por un Nissan GT-R 2017 o un Porsche 911 GT3 2017, pero también puedes elegir entre otras alternativas. Como un Nissan GT-R NISMO. Por ejemplo. 

¿Todos listos? Toma papel y bolígrafo y anota los coches que debes evitar si necesitas darle a la rosca sobre el asfalto: aquí tienes unos cuantos deportivos circuiteros que en realidad no lo son. 

Tags

  • Ránking de Coches