Opel Insignia Grand Sport 2017: la batalla del próximo verano

Ah, el marketing de los nombres...

Ver galería

Buenas noticias: el nuevo Opel Insignia Grand Sport 2017 no será la berlina media más pesada del mercado, algo a lo que Opel nos tenía acostumbrados tradicionalmente y a lo que, desde la presente generación del Opel Astra, comenzó a poner remedio. El nuevo, además, estrena eso de Grand Sport que acabas de leer, un nombre con el que la marca quiere evocar el gran salto de calidad y tecnología con el que quiere aproximarse a las marcas de lujo de su país. Veremos en qué queda eso: ¿Opel Insignia a secas? ¿Opel Grand Sport? El caso es que desaparece la carrocería berlina y su imagen se inspira en el Opel GT Concept que adelantaba el futuro de la marca.

La gama de motores para el nuevo Opel Insignia Grand Sport basará en cuatro bloques: dos diésel y dos gasolina: un 1.6 T de 165 CV y un 2.0 T de 250 CV. He podido probar estos dos y el más potente contaba con tracción total y un nuevo cambio automático de ocho relaciones. Los CDTi empezarán con el 1.6 que ya está montando el nuevo Opel Astra y que se en el Insignia Grand Tour estará disponible en 110 o con 136 CV como el Opel Zafira Tpurer 2016. Para cerrar la oferta, llegará un diésel con una potencia de en torno a 170 CV que se basará en un bloque completamente nuevo. Todos los diésel necesitarán para cumplir con la norma Euro 6 de un sistema de procesamiento de gases de escape con AdBlue, que añadirá unos 50 kg extra de peso al coche.

Los que decantan por el gasóleo se van a perder unos gasolina que van de cine; sobre todo porque el esfuerzo por reducir peso en el nuevo Insignia por parte de Opel ha sido importante. Tanto, que solo en la estructura se han ahorrado hasta 59 kg gracias al uso de aceros de ultra alta resistencia y de materiales ligeros. No quiero engañarte: los ciento y pico kilos de menos que pesa el nuevo Grand Sport de Opel se notan bastante, pero solo le valen al Insignia para posicionarse en la media de la categoría al respecto y, además, se notarán bastante más en unas variantes que en otras. Por ejemplo, el Insignia 2.0 T AWD 250 pesa unos 140 Kg menos que el tope de gama actual que la berlina, pero el 1.6 T llega a reducir su peso en 175 kg.

Sin duda, si hay un gasolina que se vaya a vender en España de este modelo será ese y, aquí la buena noticia, para mí es el mejor de los dos que he probado. Vale que el AWD ofrece más seguridad en curva gracias a su 'no diferencial' -se basa en una válvula electrohidráulica controlada por dos embragues uno para cada lado- y al sistema de control de fuerzas vectoriales en el eje trasero, pero el tracción delantera con el bloque 1.6 turbo sube más alegremente sea cual sea el régimen del motor. Supongo que será cuestión de gustos, también de los ingenieros de Opel.

Y es que en estas pruebas de validación del todavía las unidades que he probado del Opel Insignia 2017 pueden sufrir alteraciones. Por ejemplo en los tarados de las suspensiones y, muy fácilmente, en el programa de la caja de cambios. De hecho, una de las dos unidades del Opel Insignia 2.0 T AWD 250 CV realizaba los saltos mucho más rápidamente que la otra a pesar de ir en el mismo programa. Casualmente, en el que iba mejor, el FlexRide permitía variar el comportamiento del coche según tres programas: normal (va por defecto), Tour y Sport, que afectan tanto a la dureza de la suspensión, como a la dirección y la entrega del motor.

No puedo dejar de resaltar que, a pesar de su mayor ligereza, el nuevo Opel ha crecido en todas sus cotas, lo que deja bastante más espacio a los pasajeros de la segunda fila y los de delante también podrán disfrutar de más hueco debido a que el salpicadero será mucho más fino y ligero y la columna central, ahora es mucho menos ancha. En resumen, el nuevo Insignia tiene muy buena pinta y aunque las berlinas están más de capa caída que nunca, desde la primavera de 2017 llegará al mercado español dispuesto a dar mucha guerra a los Skoda Superb, Ford Mondeo, Volkswagen Passat y compañía.

Texto: Vicente Cano

Tags

  • Opel