Bugatti Type 52: un 'baby car' eléctrico que nunca salió de su caja y que no se ha conducido

Bugatty Type 52 (fotos: Bring a trailer)

Gustavo López Sirvent

Esta réplica del coche que creó Ettore Bugatti fue comprado en Estados Unidos en 2017 y desde entonces no se ha tocado. Sólo se produjeron 500 unidades.

Ser una réplica de un coche histórico puede tener connotaciones positivas de cara a cierto público interesado en vehículos clásicos. Y si todavía está en su caja y no se ha conducido, todavía más. Ése es el caso del Bugatti Type 52, un coche fabricado para niños en su origen, y que se vendió en Estados Unidos por 16.250 dólares (casi 15.000 euros), pero sigue intacto.

El Bugatti Type 52 que se muestra en la foto es en realidad uno de los 500 producidos por 'The Little Car Company' con el permiso de la industria automovilística francesa. Como en el pasado, también ahora las copias no superaron las 500, de las cuales una ha permanecido en su caja hasta el día de hoy. 

Se construyó sobre un chasis de acero con carrocería de aluminio, acabado en pintura rojo brillante, con el interior tapizado en cuero negro. Mide 196 cm de largo, 66 de ancho y 56 cm de alto. Fue comprado por el actual propietario en 2017 y conservado en su estado actual.

Está equipado con un diferencial trasero, frenos mecánicos, un radiador pulido (no funcional), un capó con branquias y correas de cuero, palanca de freno de mano externa y ruedas pulidas de 8 pulgadas con tapacubos de latón desmontables. Le falta el motor eléctrico montado en la parte trasera. Aun así, tiene la opción de montarlo, ya que cuenta con el soporte para ello.

Bugatti Type 52 (2)

Ettore Bugatti, el creador de esta máquina

Y es que un hallazgo de Bugatti es una noticia en sí misma. El Type 52 se fabricó entre 1927 y 1936 y, como te decíamos, iba destinado para los niños. Por esa razón se apodó Baby Bugatti, réplica a media escala del Bugatti Type 35, uno de los coches de carreras más exitosos de aquellos años. Era el regalo perfecto para Reyes para todas aquellas familias acaudaladas que se lo podían permitir. 

De hecho,  fue Ettore Bugatti, el fundador de la compañía de automóviles, quien creó el Type 52 como un juguete para Roland, su hijo de cuatro años, en 1926. Pero este mini coche llamó mucho la atención de los clientes de Bugatti, que también querían poseer una versión en miniatura de este mito, de tal manera que se produjo también para comercializarlo al público.

Impulsado por un motor eléctrico, el Bugatti Type 52 era más que un juguete. Tenía un marco de acero, eje trasero accionado por cadena y un motor eléctrico que funcionaba con una batería de 12 voltios. El Baby Bugatti alcanzaba velocidades de entre 15-25 km/h, según la variante específica y tenía una autonomía de unos 25 km con una carga completa.

Bugatti Type 52 (3)

Solo se produjeron alrededor de 500 unidades del Type 52, lo que lo convierte en un artículo de colección muy cotizado hoy en día. De igual manera, debemos señalar la exclusividad de este juguete con ruedas porque entre sus propietarios había miembros de casas reales, celebridades y personas influyentes de la época.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Juguetesréplicas de coches, coches clásicos