Pasar al contenido principal

El primer Ferrari eléctrico, más cerca que nunca tras esta filtración

Patente de Ferrari eléctrico e híbrido
Patente de Ferrari eléctrico e híbrido.

Ferrari

La Oficina de Patentes de EE.UU publicó un documento que indica que Ferrari ya tiene pensada la estructura de un deportivo eléctrico.

Ferrari tendrá su primer coche deportivo eléctrico en 2025. Una frase que nos sume en la más profunda tristeza, y que atisba un futuro en el que, progresivamente, el rugir de los motores de combustión se apagará. En Maranello llevan años esquivando el tema, pero es irremediablemente cercano: el coche eléctrico parece ser el futuro.

Estos son los 3 Ferrari más caros que puedes comprar

Sin embargo, pese a ese anuncio inicial de Ferrari el año pasado, no se dieron detalles sobre ese bólido ni su tecnología. Pero ahora, gracias a la Oficina de Patentes de EE.UU, sabemos algo más.

Una plataforma con un sistema de baterías... ¿Y sin motor de combustión?

baterias estado solido
Baterías estado solido.

Los documentos en cuestión muestran una plataforma en la que el sistema de baterías está integrado dentro del chasis, en la parte inferior del fondo plano y la trasera. ¿Qué hay entonces del motor de combustión? Pues siendo directos, no existe. O al menos en las imágenes, no aparece.

Pese a ello, el documento se titula "VEHÍCULO DEPORTIVO ELÉCTRICO O HÍBRIDO", pero la cuestión es que esa primera palabra ya deja claro que la versión totalmente eléctrica está muy en mente de Ferrari. Aunque la posibilidad de combinarlo con un motor de combustión tradicional, también se contempla.

Curiosamente, la plataforma base del chasis no es completamente plana. La parte trasera, donde se aloja la batería de mayor tamaño, está ligeramente inclinada hacia arriba, lo que puede ir en busca de fines aerodinámicos para lograr una mayor carga y enfriar el sistema de almacenamiento eléctrico.

Esto es todo lo que se sabe del Ferrari Purosangue: el primer SUV de la marca

¿Y para qué separar las baterías en dos partes? Pues porque, según el propio documento y Ferrari, esto permite usar diferentes configuraciones de materiales en las baterías, lo que supondrá un mayor control sobre el uso de la energía que se requiera.

Em cualquier caso, aunque la información sea (evidentemente) escueta, lo que se aprecia es suficiente para iluminar un poco el camino que pretende seguir Ferrari a partir de 2025 y que solo ellos conocen. Pero tampoco hace falta anticiparse a tiempos futuros (más tristes).

Toca disfrutar del presente del Cavallino Rampante, que aunque se haya tornado híbrido, sigue siendo muy especial y nos deja coches para el recuerdo, como el Ferrari SF90 Stradale o el próximo Ferrari 296 GTB.

Y además

Buscador de coches