Pasar al contenido principal

Comparativa vintage: ¿Ferrari Testarossa o Lamborghini Countach?

Ferrari Testarossa
Inmortales.

Pocos no conocen al Ferrari Testarossa, sea o no un apasionado de las cuatro ruedas. Este modelo se convirtió en todo un mito a finales del pasado siglo, un coche muy popular en la pantalla y entre los aficionados a los deportivos. Con el Countach pasa algo parecido, todo un emblema para la marca y una forma única de entender los deportivos. Si los enfrentamos, ¿cuál era mejor? ¿Ferrari Testarossa o Lamborghini Countach?

No te pierdas: 5 curiosidades de la fábrica de Ferrari. ¡La fábrica de los sueños!

Ferrari Testarossa

Subasta Ferrari Testarossa 1991

El Ferrari Testarossa contaba con un diseño musculoso, aunque no tan extravagante como el del Lamborghini. Eso sí, el del “cavallino rampante” fue lanzando al mercado unos diez años después, de ahí en parte las grandes diferencias en cuanto a diseño. El Testarossa era un coupé de dos plazas que nació en 1984 y llegó hasta mediados de los noventa en producción. Fue diseñado por el carrocero Pininfarina.

El modelo de Ferrari contaba con un motor V12 de unos 5.0 litros y 390 caballos de potencia. Contaba con una caja de cambios manual de cinco velocidades y con ella conseguía hacer el 0-100 km/h en solo 5,8 segundos. Teniendo en cuenta la época eran grandes números, como su velocidad máxima, de 290 km/h.

Lamborghini Countach

deportivo lujo altas prestaciones exclusivo leyenda famosos

Por su parte, el Lamborghini Countach no sigue ninguna línea, es único, irrepetible. Se convirtió en toda una leyenda desde prácticamente su lanzamiento, allá por los años setenta. El Countach parecía un “chico malo”, irradiaba un carácter inconformista, rebelde. Y eso enamoró a todos los que lo tuvieron cerca.

El del “toro salvaje” era más potente. En este caso hablábamos de un propulsor V12 de 5.2 litros que, en la versión LP5000, desarrollaba una potencia de 455 CV. Se bastaba de una caja manual de cinco relaciones para conseguir un 0-100 km/h en menos de cinco segundos y una velocidad máxima de 295 km/h.

¿Cuál era mejor?

Difícil quedarse con uno, ¿quién en su sano juicio no se quedaría con los dos? Aunque si hablamos de propiedad para conseguir un Testarossa en buen estado deberás contar con 100.000 euros, quizás algo menos. En cambio, con el Countach nos iremos a los 300.000 euros.

Todo sobre Ferrari

Modelos de Ferrari más populares

Ver todos los modelos

Todo sobre Lamborghini

Modelos de Lamborghini más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además