¡Fumata blanca! Se desvela la avería en el motor del Ford Focus RS

Un defecto que estaría presente solo en las primeras series del motor de 2.3 litros.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Honda Ford compactos deportivos

Las alarmas saltaron cuando el humo blanco apareció en el Ford Focus RS. Una señal de que algo no iba bien, de una posible avería en el motor del Focus RS, el cuatro cilindros Ecoboost de 2.3 litros turbo que es una auténtica joya en cuanto a rendimiento y sensacional al volante. Un motor exigente, brutal, pero con un fallo que podía ser garrafal: ¡tragaba líquido refrigerante! ¡Oh, no! En la anterior actualización te contábamos que Ford había admitido que había un fallo. Hoy, gracias a una investigación en varios foros, por varios propietarios, y al seguimiento que han realizado nuestros colegas de Roadandtrack, te puedo dar la causa más probable.

Te interesa: así queda un motor Ecoboost con 300.000 km

El problema era curioso: el motor del Ford Focus RS sacaba humo blanco cuando el motor estaba frío, un problema que no ocurría, por ejemplo, en el Ford Mustang con el mismo motor. Bueno, ¿mismo motor? No exactamente, hay diversas diferencias entre uno y otro. ¿Qué podía causar ese humo? La causa parecía clara: el líquido refrigerante se filtraba al interior de los cilindros y se quemaba en el proceso de combustión. Pero, ¿cómo puede pasar algo así? ¿Dónde está el fallo?

 

Vídeo: Ken Block se divierte con el Focus RS y el RS200

 

Al parecer, este problema no afectaba a las prestaciones del motor, mientras que desaparecía por completo cuando el motor se calentaba. Rápidamente se llegó al kit de la cuestión: el problema estaba en el sellado del motor, que en frío filtraba el refrigerante a los cilindros, mientras que una vez caliente, al dilatarse el componente, el problema desaparecía. ¿Cuál es el problema de la avería del motor del Ford Focus RS? Apunta: la junta de culata, una pieza fundamental con la que todo empezó a cuadrar.

Para empezar, esta pieza es diferente en el Ford Focus RS y en el Ford Mustang Ecoboost: en ambas piezas el refrigerante sigue caminos diferentes en su aventura junto a los cilindros. Parece claro que el problema estaba ahí, ya que es la parte por donde el refrigerante se puede colar en los cilindros y tiene sentido también que al calentarse el motor el problema desaparece. Pero: ¿cuál es el problema? ¿Un fallo de diseño? ¿Un fallo de producción?

 

 

Algo que ponía todavía más dudas sobre la mesa es que el problema solamente se detectó en la primera serie del modelo, en coches producidos entre abril y julio de 2016, con algunos otros ejemplares sueltos posteriores. Pero en los modelos más nuevos no hay apenas problemas. Si el fallo fuera el diseño de esta pieza, sería un fallo general. ¿Estamos ante un fallo de producción de una serie concreta de juntas de culata? ¡Qué va! Es algo mucho más sencillo, mucho más ‘tonto’.

Tras mucho investigar, se descubrió que algunas de las juntas lucían el aspecto de las utilizadas en el motor del Mustang, por lo que rápidamente se llegó a la conclusión de que el fallo podría estar ahí: debido a algún error logístico o de organización, bien en el origen de la fábrica de la pieza o bien en la misma línea de montaje, muchos Ford Focus RS salieron de la fábrica con las juntas de la cabeza de los cilindros del Ford Mustang Ecoboost. Los mecanismos de refrigeración del motor son diferentes (en el artículo de Roadandtrack, que puedes leer aquí, podrás ver gráficos dónde te lo explican con todo detalle) y ese fallo hace que el refrigerante se pueda colar a los cilindros cuando el motor está frío.

 

 

Varios son los propietarios que han compartido fotos de sus juntas dañadas, luciendo un aspecto idéntico a las del Mustang. Las últimas investigaciones, echando un vistazo a los números de serie de la pieza afirman que incluso podría haber algún Ford Focus RS con juntas del Ford Explorer. ¡Alucina! Lo que parece claro es que se debe a un problema de carácter logístico y de organización, un problema que Ford solucionará de manera gratuita a los clientes afectados: ¡incluso cambiando la mecánica al completo! ¿Tienes un Ford Focus RS de primera serie con este problema? Creo que esta es una buena noticia, ya que al final el fallo es bastante tonto y parece, si el motor no ha sufrido daños, que la solución se avecina sencilla. 

Fuente: Roadandtrack

 

Lecturas recomendadas