Lancia LC2: la última bala del Grupo Fiat en Le Mans saldrá a subasta

Lancia LC2
Foto del redactor Rodrigo García Vita

Un superdeportivo del Grupo C creado gracias a los esfuerzos de Lancia, Ferrari, Abarth y Dallara. Ahora, RM Sotheby's se subastará una unidad original.

Hasta 1979, Lancia no había corrido en circuitos desde sus tiempos en los grandes premios de Fórmula 1 en 1955. Al menos en una categoría de renombre mundial más allá del Campeonato del Mundo de Rallys (WRC). Pero la resistencia fue el nuevo escenario para los italianos y el Lancia LC2, uno de los grandes bólidos del Grupo C.

Leyendas de Le Mans #5: Ferrari P Series, ante el ascendo de Ford

El Beta Montecarlo debutó a finales de la década de los 70' en el Grupo 5 con pilotos tan memorables como Riccardo Patrese o Walter Röhrl. En tres temporadas sumaron 14 victorias y tres campeonatos de categoría. Sin embargo, fue el momento de ir un paso más allá en citas como las 24 Horas de Le Mans.

La transición estuvo a cargo del Lancia LC1 Spyder del Grupo 6, que corrió en 1982 con tres victorias y un curioso diseño a cielo abierto propio de aquellos prototipos. Aunque lo mejor estaba por llegar y el Grupo Fiat dispuso todos los esfuerzos posibles para crear un coche campeón.

Lancia LC2: motor Ferrari y chasis de Abarth y Dallara

Aquel año del debut del LC1 se introdujo la nueva normativa del Grupo C. Coches deportivos en formato coupé con una exigencia de consumo de combustible de 60 litros cada 100 kilómetros con un tanque máximo de hasta 100 litros. Además, los vehículos tenían que pesar como mínimo 800 kg.

Estas reglas supusieron que muchas marcas se animasen a corren y que los motores atmosféricos pudiesen competir con los turboalimentados. Aunque el dominio total de la década perteneció casi en su totalidad a Porsche con sus 956 L y Porsche 962C.

Ese era el rival a batir, así que la alianza italiana empezó a funcionar. Ferrari y su ingeniero Nicola Materazzi (creador de motores como los del Ferrari F40 o el GTO) aportó al proyecto el motor V8 biturbo de 3,0 litros (que posteriormente se redujo hasta los 2,6 litros hasta 1984).

Motor Ferrari del Lancia LC2

Courtesy of RM Sotheby's

El chasis monocasco de aluminio y la carrocería de fibra de carbono y kevlar fueron desarrollados por Abarth y Dallara, que estudiaron muy especialmente la aerodinámica del vehículo y el flujo de aire a sus distintos componentes de refrigeración.

En definitiva, nació un coche de carreras capaz de desarrollar 840 CV a 9.000 rpm y 1.000 Nm de par a poco menos de las 5.000 rpm. Una bestia que usó turbocompresores KKK con hasta 3,0 bares de soplado. Se fabricaron 7 unidades bajo el amparo de Lancia y posteriormente, dos más a título privado.

El Lancia LC2 subastado por RM Sotheby's: pole position en Le Mans

Lancia LC2

Courtesy of RM Sotheby's

La casa de subastas de coches va a realizar un gran evento por el 100º Aniversario de Le Mans en el que, entre otros coches, venderá el Lancia LC2 de 1984 del equipo Martini Racing que Bob Wollek y Alessandro Nannini llevaron a la pole position (con el segundo coche de Lancia justo al lado).

Una primera fila que fue todo un hito, pese a la ausencia del equipo Rothmans Porsche, que era el más fuerte del momento. Si bien, Wollek fue unos 11 segundos más rápido que el Porsche 956 mejor clasificado del equipo Joest Racing.

Porsche 917: la bestia que fue domada en Le Mans

Ambos Lancia lideraron más de la mitad del evento, pero sendos problemas en la caja de cambios les hizo perder una posible victoria en lo más alto de las categorías de Le Mans. Triunfo que, evidentemente, se llevó el Porsche 956 L de Joest.

El coche era relativamente fiable y muy rápido. De hecho, tuvieron la vuelta rápida de la carrera con un 3:28.900 y consiguieron la victoria y segunda posición en Kyalami semanas después. Una lucha contra los alemanes que se extendió hasta 1986 con un total de 3 victorias, 13 poles y 11 vueltas rápidas en carrera.

La inexperiencia del equipo y algunos elementos que no estuvieron pulidos completamente lastraron a este precioso coche. Después de tanta frustración, Lancia decidió abandonar y centrarse completamente en el Mundial de Rally.

Lancia

Lancia

Modelo a la venta:

Lancia Ypsilon