Pasar al contenido principal

No queda ni un AM-RB 001. Aston Martin lo tiene todo vendido

Se confirma que las 150 unidades de calle ya están adjudicadas. Ohhh…

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Grandes noticias llegan desde la marca británica: las famosas alas que adornan cada Aston de calle continuarán en los monoplazas de Red Bull (qué juego de marketing tan sutil, ¿eh?) durante la próxima temporada de F1, ya que ambas compañías acaban de anunciar que renuevan su acuerdo de colaboración. Emocionante, ¿no? Oh, y de paso la automovilística ha confirmado que todas las unidades del Aston Martin AM-RB 001, la loquísima versión de calle de este superdeportivo, han sido adjudicadas. Bueno, aún queda una pequeña partida de 25 coches única y exclusivamente para circuitos, por lo que es posible que los más entregados a la causa todavía puedan hacerse con uno de ellos.

La verdad es que el AM-RB 001 promete ser algo estratosférico. Es la culminación de un deseo que Adrian Newey, ser supremo en la F1, arrastra desde hace mucho tiempo: construir un vehículo de calle. Y lo ha hecho en colaboración con Marek Reichman, jefe de Diseño de Aston. Muestra lo que ellos llaman una imagen limpia (es decir, que no utiliza ni un pedazo de algún automóvil que ya exista en la actualidad, básicamente). Montará un motor V12 completamente nuevo, ultracompacto y de carburación. Cuando se presentó al mundo, Newey contó a Top Gear que un V10 habría ofrecido demasiada vibración, de ahí el V12. Sus escapes salen hacia arriba justo detrás de un habitáculo diminuto con forma de lágrima.

¿Relación peso-potencia? Está en algún lugar cercano a la de los LMP1. Específicamente, 1.013 CV por tonelada. Teniendo en cuenta que la cifra estimada en la báscula está por debajo de los 1.000 kilos… puedes imaginar que el número hará que tu corazón salte del pecho.

La suspensión podría ser activa. La aerodinámica, también. Tendrá ayudas a la conducción, será cómodo tanto para sentarse en él como para conducirlo y (lo más importante) hará que te diviertas. Así, mientras Newey señala que varios pilotos de F1 ya han encargado su AM-RB 001 -no me digas que eso no mola-, los seres humanos normales y corrientes sin tiempos de reacción afilados también serán capaces de disfrutarlo. “Estamos hablando de la experiencia al volante, no de estadísticas. De cómo te sientes en el coche, el placer que te da llevarlo, de cómo te involucras”, dijo este mago.

Por su parte, Andy Palmer, jefe de la automovilística británica, puntualizó: “Al unir el talento de Red Bull y Aston Martin, el AM-RB 001 está destinado a convertirse en el hiperdeportivo que defina esta década, así como en una inversión muy deseable para coleccionistas y entusiastas”.

Aunque el Aston ya no estará sólo en esta atmósfera enrarecida. Mercedes-AMG también está intentando crear un supercoche con motor de F1, que veremos más adelante el año que viene… En la misma fecha, más o menos, en la que los primeros prototipos del AM-RB 001 se pondrán en marcha. Todo parece indicar que 2017 va a ser un año muy rápido…

Lecturas recomendadas