Pasar al contenido principal

El nuevo BMW M3 no traerá consigo un gran salto de potencia

Que levante la mano quien quiera un M3. ¿Realmente alguien la ha dejado abajo?

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Motor del BMW M3

¿Recuerdas las imágenes espía que te dejamos hace algún tiempo del nuevo BMW M3? Fueron captadas por el objetivo de nuestros colegas de motor.es -aquí tienes la galería- y dejaban bien claro que los de Múnich están tan centrados en renovar a su berlina estrella como en volver a entusiasmar a su público más petrolhead con una variante más prestacional. ¿Esperabas ver un nuevo M con más de 500 CV? Tengo una mala noticia para ti: no estás bien de lo tuyo. 

¿Sabías que el primer BMW M3 nació casi por casualidad?

Aunque la llegada del nuevo BMW Serie 3 no está prevista hasta 2019, el aterrizaje en el mercado de su variante más monstruosa ya ha empezado a generar ansiedad en sus seguidores más acérrimos... que asisten con preocupación a la llegada de rumores cada día más fundados acerca de su posible transformación en un BMW M híbrido que podría emplear un sistema de 48 voltios para mejorar su empuje y eficiencia. De corazón espero que se haga un mayor hincapié en lo primero, claro. ¿Crees que el nuevo artefacto de la marca de coches alemana debería tener un buen torrente de potencia teniendo en cuenta los 460 CV que ya rinde el M3 CS? Pues prepárate para recibir un buen jarro de agua fría: la cifra definitiva podría resultar comedidamente superior. Demasiado comedidamente. 

 

 

Según afirman fuentes cercanas a la marca, los bávaros no quieren introducir en su gama modelos que puedan canibalizarse entre sí... y eso afecta directamente a nuestro protagonista: el nuevo BMW M3. Con el M5 2017 erogando 600 CV y un M8 que podría llegar muy pronto con una potencia parecida, lo más razonable es pensar que la variante más veloz del Serie 3 tenga que conformarse con algo menos de caballería bajo el pedal que, combinada con un chasis bien afinado, será más que suficiente como para poner los pelos de punta a cualquier conductor: 475 CV es el dato que se maneja de modo extraoficial. Y suena bastante razonable tras haber hecho la prueba del BMW M3 contra el S60 Polestar, en la que los 431 potros del muniqués eran más que capaces de hacerte sudar pero bien al volante. 

¿Te parecen pocos los 475 CV que se rumorea que traerá consigo el nuevo BMW M3? Eso son 400 más de los que nuestras carreteras te permitirán usar nunca con seguridad. Y lo sabes. ¡Ay!

 

VÍDEO: ¡Timo Glock dándose un buen paseo con el BMW M5 2017!

Lecturas recomendadas