Porsche Mission X: un nuevo hiperdeportivo eléctrico que, aunque no lo admiten, terminarán por fabricar

Foto del redactor Luis I. GuisadoFoto del redactor Luis I. Guisado

Del Mission X, Porsche dice que es un concept car. Ya, claro. Continúa diciendo que pretende ser el coche de carretera más rápido en Nurburgring. Y no dices eso de un coche que en principio no vas a fabricar...

Por fuera, el nuevo Mission X tiene un aspecto increíble. El interior de este biplaza tiene una cubierta de cristal al estilo de los aviones de combate, un exoesqueleto de carbono y puertas que se abren hacia arriba (inspiradas en las del 917 de Le Mans). 

Las ruedas traseras tienen aeroblades para dirigir el flujo del aire porque la aerodinámica en un eléctrico es vital. Porque sí: es un hipercoche totalmente eléctrico

Porsche no ha dado ningún dato de la potencia exacta ni infomrmación del tren de rodaje, pero se habla de una relación peso/potencia de 1:1 y, dada la colaboración de Porsche con Rimac, es seguro asumir que hay un toque de Nevera en alguna parte. 

Y es que es un monstruo pensado para circuito más que un GT, así que ¿1.500 CV para 1.500 kg? Podría ser, y en ese caso, la velocidad máxima debería estar en algún lugar por encima de los 320 km/h.¿Y el 0 a 100? Menos de dos segundos es lo que firmaría yo....

Más daros interesantes del Porsche Mission X

La carga aerodinámica es "muy superior" a los 860 kg del último GT3 RS y, con una arquitectura de 900 V, se carga el doble de rápido que el Taycan Turbo S. 

La batería está montada en el centro, justo detrás de los asientos, en lugar de entre las ruedas. En la marca lo llaman “disposición e-core” y parece ser que permite centrar las masas y proporciona la base para una excelente agilidad.

También es compacto, con 4,5 metros de largo y dos de ancho. Son dimensiones similares a las del 918 Spyder, aunque este utiliza llantas de 20 pulgadas delante y 21 detrás.

Su carrocería, de 1,2 metros de alto, está pintada en color Rocket Metallic, aunque hay elementos de carbono desnudo por debajo. También hay lugar para el especátculo (más aún): las letras de Porsche posteriors son transparentes y se iluminan. Cuando está cargando, la E parpadea.

Un interior casi como de carreras

Interior del Porsche Mission X

En el interior, el Mission X tiene un volante inspirado en la competición. En él hay interruptores de control y levas de cambio. En cuanto a estas últimas, la pregunta es: "¿por qué? ¿Es un hipercoche eléctrico con caja de cambios? Aún no se sabe. También hay asientos de carbono, un arnés de seis puntos y un cronómetro extraíble en el salpicadero.

Un detalle importante es la fecha de la presentación de este deportivo eléctrico: justamente 75 años después de que el Porsche 356 'No 1' Roadster recibiera la habilitación para circular. 

Aún no se sabe nada del precio ni del número de unidades que se van a fabricar porque, claro: ya sabes que Porsche no ha admitido que vaya a entrar en producción. 

Pero uno no se hace un regalo así y luego lo entierra en un almacén polvoriento para toda la eternidad...

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricosHiperdeportivos,