Pasar al contenido principal

El superdeportivo eléctrico de Audi más cerca: ¡a la tercera va la vencida!

Las intenciones están, la tecnología también, ahora solo falta echarle valor.

El superdeportivo eléctrico de Audi es algo de lo que se lleva hablando durante casi una década: en el año 2010 se presentaba el Audi R8 e-tron basado en la primera generación, con cuatro motores, uno en cada rueda, capaz de generar 313 CV y, ojocuidao, 4.500 Nm de par. Desde ese momento, el Audi R8 eléctrico siempre ha sobrevolado la cabeza de los dirigentes de Audi, una idea que parece estar condenada al triunfo en una sociedad que camina ya imparable hacia los coches eléctricos, también en el segmento de los superdeportivos eléctricos y coches de altas prestaciones como el Rimac Concept S.

Con la llegada del nuevo Audi R8, se volvió a desarrollar una versión 100% eléctrica, esta vez con la previsión de producir 100 ejemplares exclusivos a aquellos que se atreviesen a llevarse al garaje un pedazo de tecnología punta: pocos fueron los valientes ya que la marca anunció el cese de la producción antes de haber alcanzado esa humilde cifra de unidades fabricadas. Todos estos intentos probablemente estaban adelantados a su tiempo, pero en el futuro la cosa puede cambiar.

Con la llegada del Porsche Mission E, la posible llegada del Porsche 911 eléctrico, así como de la gama e-tron de Audi, que podría empezar con un SUV eléctrico, el camino para un nuevo intento de superdeportivo eléctrico de Audi está más cerca. En declaraciones a nuestros colegas de Autocar, el Peter Martens, responsable de desarrollo técnico de la marca, afirmo lo siguiente: “la cuestión es: ¿queremos hacerlo pronto? La respuesta es sí, por supuesto. Para una marca como Audi, un superdeportivo es siempre interesante y es un segmento que conocemos.”

 

 

Viendo que ya lo han intentado varias veces en los últimos años, parece bastante probable que el deportivo eléctrico de Audi sea una realidad en un futuro cercano. Ahora bien, lo que ya no está tan claro es que sea una versión más del Audi R8: podría ser un deportivo con un diseño único y representativo de la gama e-tron, una imagen poderosa que pueda animar a la gente a lanzarse a la tecnología eléctrica y que pueda aportar valor añadido a la submarca e-tron.

La tecnología la tienen, la capacidad para desarrollar coches deportivos espectaculares, también. Ahora solamente nos queda por saber qué se sacan de la manga, me da la sensación que nos vamos a llevar una sorpresa con el futuro superdeportivo eléctrico de Audi.

Fuente: Autocar

Lecturas recomendadas