Últimos preparativos del Alpine A424 antes de afrontar el Mundial de resistencia de 2024

Alpine A424

Gustavo López Sirvent

La marca francesa vuelve a la competición más de 60 años después de su primera participación en las 24 Horas de Le Mans. Lo hace con un hypercar que tendrá un motor V6 turbo de 3.4 litros y que desarrollará 675 CV de potencia. Antes de comenzar la competición, Alpine tiene previstas dos pruebas en nuestro país, en concreto, en los circuitos de Aragón y Jerez. 

Más de 60 años después de su primera participación en las 24 Horas de Le Mans, Alpine vuelve a la alta competición, al Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA de 2024. La compañía francesa presentó el adelanto de su futuro LMDh. Se trata del Alpine A424, que mantiene la completa fidelidad al prototipo que desveló la firma el pasado mes de julio.

"Atrevido, elegante y distintivo". Así explica el fabricante galo cómo es su nuevo modelo, que en su diseño personifica el presente y el futuro. Y es que fue en 1962 cuando Jean Rédélé inició el desarrollo de Alpine M63, el primer modelo de un prototipo propulsado por un motor Gordini. Al año siguiente, Alpine debutó en las 24 Horas de Le Mans.

En cuanto a su mecánica debemos subrayar en fluorescente que es el primer híbrido de la marca para esta clase de vehículos de competición. De tal manera, que el A424 está equipado con el motor V6 turbo de 3.4 litros, que desarrolla una potencia de 675 CV y lleva asociado una transmisión Xtrac. 

Además, Alpine no ha estado solo en la construcción de este hypercar, puesto que ha tenido como socios a varias empresas como Oreca para el chasis, Mecachrome para el motor y el equipo Signatech de Philippe Sinault para las operaciones en pista, que trabajaron junto con los ingenieros de la división de Racing.

Todos los miembros de la compañía francesa ya se han puesto el mono de faena y ya han realizado las primeras sesiones de simulador. Se ha hecho hincapié en la validación de la coherencia del modelo simulado de A424, así como de su software y de sus neumáticos. Todo ello, antes de llevar a cabo un estudio realista de sus reglajes preliminares con miras a las pruebas en circuito. 

Como hay que atar todos los cabos, otros ensayos que se han hecho han sido la simulación de sus procesos de carrera, en términos de configuración, datos, telemetría y comunicación.

Alpine A424 (2)

Aragón y Jerez, circuitos de pruebas

Este mes de agosto será frenético para Alpine, que va a realizar dos tests. El primero de ellos, con el objetivo de probar el concepto y garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas. Y el segundo, que se ha fijado para la segunda quincena de agosto, se centrará en la carrocería en su definición inicial.

Después de comprobar y testear los ensayos iniciales, la empresa gala va a organizar la primera sesión de pruebas antes de que se celebren varias pruebas a lo largo de la segunda mitad del año en distintos circuitos, como el de Aragón o Jerez. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches de carrerasHiperdeportivos