Prueba Alpine A110R: mucha fibra de carbono para mejorar el deportivo

Hemos probado la versión más radical del coche deportivo francés: el Alpine A110R. Muchop rendimiento y fibra de carbono en un vehículo sensacional.

Así es, este es el Alpine A110R, la versión definitiva del pequeño coche deportivo francés y la más extrema de todas. Parece que la sesión de taller con los ingenieros y mecánicos expertos ha dado resultado. Alpine vuelve a poner el listón alto. Como si de una buena sesión de gimnasio se tratase.

La dieta también ha sido parte del proceso, ya que aunque el A110 estándar ya es ligero, el R pierde todavía más kilogramos. Cuenta con un peso de apenas 1,082 kg, gracias a una buena variedad de piezas de fibra de carbono, un escape especial con colas impresas en 3D y una notable falta de insonorización (que nunca es un problema para los amantes de los motores de combustión).

Entre los componentes de carbono se encuentran el capó, el techo y el panel trasero que sustituye a la luna, así como los asientos y las fantásticas llantas de 18 pulgadas. También hay elementos adicionales en este material para la aerodinámica, como un nuevo lip delantero, faldones laterales, alerón trasero y difusor.

¿Otra vez al volante del A110, eh?

Alpine A110R

Así es. Lo probamos por primera vez en España en enero de este año, pero ahora lo hemos probado en carreteras británicas. Por supuesto, eso incluye algunas secundarias maravillosas, pero también suficientes baches en el asfalto como para sacudir las tuercas del coche y nuestra dentadura. Ya sabéis cómo es Reino Unido...

Lo primero que hay que mencionar es que el Alpine A110R incorpora algunos cambios en la suspensión para adaptarse al aspecto de un coche de carreras. Es 10 mm más bajo que el Alpine A110S y los muelles han ganazo en firmeza.

Sin duda, se siente rígido. Sorprendentemente, nunca se desvía en los baches en la carretera y parece imperturbable ante lo peor de nuestro asfalto. Impresionante para un coche deportivo homologado para calle y listo para la competición. Además, la altura de conducción y la suspensión son ajustables. Por si te cansas de ir fuerte y buscas algo de tranquilidad.

¿Es un coche para el día a día o demasiado extremo?

Alpine A110R

¿Es demasiado duro? Eso es lo que realmente estás preguntando. Bueno, solo considerarías el A110R si estuvieras buscando un verdadero deportivo que puedas pilotar en circuito, más allá de su uso normal por ciudad o de viaje.

Así que probablemente ya has aceptado que no tendrás el confort de conducción de un Rolls-Royce. Y teniendo eso en cuenta, el A110R es perfectamente aceptable. Debido a su ligereza, no rebotará contra los baches de manera siniestra, sino que saltará con tranquilidad sobre cada uno de ellos.

¿Y otros aspectos prácticos? Bueno, el espacio de carga no se ha visto comprometido, todavía tienes una capacidad de maletero de 100 litros en la parte delantera y otro de 96 litros bajo el alerón trasero, aunque la visibilidad posterior se ha reducido a literalmente nada con esa gigantesca cubierta de motor de carbono. Cosas de los bólidos de carreras.

El resto del interior está repleto de tela de Alcántara y se ve realzado por los tiradores de las puertas al estilo de muchos nombre grandes de la industria. Pantalla multimedia de 7,0 pulgadas, sistema de audio más que decente, aire acondicionado (elemento del que prescinden incluso superdeportivos como los McLaren en algunos casos) y asientos baquet de fibra de carbono.

Ohhh, esos asientos. Son realmente cómodos y te permiten posar el trasero justo en el suelo del A110, aunque los arneses de cinco puntos pueden volverse un poco tediosos si solo quieres ir a hacer la compra o a por unos recados. Muy racing, pero incómodos.

¿Y sigue siendo rápido como siempre?

Bueno, no hay cambios en la versión más potente del bloque del Alpine A110, así que bajo el capó trasero se encuentra un motor de cuatro cilindros de 1.8 litros que produce 300 CV y 340 Nm de par máximo. Más que suficiente, dado el poco peso del vehículo, que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3.9 segundos.

Además, debido a su nueva aerodinámica, la velocidad máxima es de 284 km/h. Quizás la versión R del Alpine A110 pueda parecer que se toma demasiado en serio esto del espíritu de carreras, pero en realidad es igual de envolvente que otros A110 pero con una dirección y frenos todavía mejores.

También suena como un verdadero coche deportivo. Vale, quizás no tiene el aullido de un bóxer del Porsche 911, pero el motor derivado del Renault Mégane RS tiene carácter. Hay un silbido creciente al acelerar y luego unas reconfortantes explosiones al soltar el acelerador. Ojalá fuese igual con toda la gama del A110...

¿Por su precio, qué rivales tengo?

Alpine A110R

Curiosamente, si deseas comprar un coche nuevo directamente en un concesionario, actualmente no hay muchos rivales directos para el nuevo Alpine A110R. Tal vez puedas conseguiralgún Porsche 718 Cayman GT4, pero esa opción ha dejado paso al aún más radical GT4 RS y Spyder RS

Sin embargo, si lo tuyo es la potencia francesa y el heredero del Alpine A110 clásico, por algo más de 107.000 euros tendrás tu coche en su preparación más radical. Ya solo te quedan como alternativas un Lotus Exige de segunda mano o un BMW M2 de generaciones anteriores con poco uso.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Superdeportivos

Nuestro veredicto

9