Pasar al contenido principal

¿Un Volkswagen Golf R híbrido mucho más potente?

Una imagen del acabado R-Line
Le preguntamos al jefe de VW R y nos respondió frío y calculador

Sonaba con fuerza, y no era para menos. ¿Un Volkswagen Golf R híbrido? Tenía sentido, ya que Volkswagen tiene el músculo y las ganas de hacer un Golf más poderoso. No hay más que ver los concept que se presentan cada año, como el Volkswagen Golf R400, para intuir que algo se puede estar cociendo.

Prueba del Volkswagen Golf

Volkswagen Golf 8

La vara de medir del segmento de los compactos. El Volkswagen Golf 8, una de las estrellas de los coches aparecidos en 2020, llega con una imagen exterior conservadora y un interior más innovador. Como siempre, una apuesta segura.

Ya te hemos contado cómo serán las versiones deportivas del Volkswagen Golf 8, entre las que destacan el obligado Golf GTI (y una versión picante, GTI TCR). También te hemos adelantado que el Golf GTD 2020 no llegará a España por una esperada baja demanda y, cómo no, te anunciamos los primeros datos del Golf R. 

De este último modelo se estima que podría dar un salto de potencia importante, aunque no sabemos el dato definitivo. En palabras de Jürgen Stackman, miembro de la junta directiva de Volkswagen, será "bastante potente". Por supuesto, manteniendo la tracción integral y el cambio de doble embrague.

Pero además, los rumores en los corrillos del motor insistían en que algo "más gordo" estaba sobre el papel. Y eso "más gordo" no era otra cosa que un Volkswagen Golf R híbrido con una potencia de 400 CV. Lo cierto es que el propio director ejecutivo de la marca, Herbert Diess, parecía ver con buenos ojos la creación del que podría ser el Golf más rápido hasta la fecha.

¿Qué motor podría llevar un Golf R híbrido? No hay duda de que el cuatro cilindros EA888 en su versión de dos litros podría ser la opción escogida, ya que en su variante más potente hasta la fecha (de manera oficial) llega a los 310 CV.

A este motor se le podría añadir el sistema híbrido enchufable del Volkswagen Golf GTE, pero adaptado a las mayores exigencias de potencia, par y prestaciones para intentar colarse entre los mejores compactos deportivos... O al menos ser el rey de la autobahn. Así, el motor eléctrico de 85 KW  (unos 115 CV) se alimentaría de una batería de 15 kWh que pesa 135 kilos y podría ofrecer cifras de aceleración muy serias al poder aprovechar todo el par disponible desde parado.

Entonces, todo perfecto, ¿no? Un Golf R de (más) altas prestaciones y encima supereficiente. ¿Qué podría salir mal? Le preguntamos a Jost Capito, el jefe de división ce la gama R de Volkswagen. "Los clientes no lo quieren" Claro, corto y certero. Veamos

Las principales debilidades del Golf R híbrido

"La joya de la corona en la gama Golf sigue siendo el Golf R", nos dijo. "No queremos llevar a los híbridos a un nivel ridículo. Un híbrido tiene que ser asequible y tener una razón de ser ecológica. No es solo prestaciones. El GTE es la alternativa al GTI, y eso sí se mantendrá. El rey en cuanto a prestaciones será el Golf R, y el Golf 8 R va a ser fantástico".

Y es que la deportividad debe ser inherente a este tipo de coches. Y aquí probablemente se encuentre uno de los principales escollos a la hora de desarrollar un Volkswagen Golf R con tecnología híbrida. El Golf VII R pesaba 1.496 kilos, por lo que habría que añadir esa masa extra de sistema eléctrico que aunque no parece gran cosa, lo cierto es que lo situaría por encima de rivales como el Audi RS3 (400 CV para 1.570 kilos).

Quizá los ingenieros podrían optar por una configuración de motor de combustión delante y eléctrico detrás, eliminando así la necesidad de todo el sistema de tracción 4Motion, pero eso supondría un desarrollo en el que probablemente no quieran meterse por la relación entre coste y beneficio.

Volkswagen Golf R trasera
El último Golf R tenía 310 CV y tracción 4Motion. Foto: Volkswagen

Además, se presenta otra dificultad, más allá del peso. Y no es otra que el precio. El último VW Golf R costaba unos 45.000 euros, muy en la línea del Audi S3. Si van seguir esa tendencia, el Audi RS3 cuesta 66.000 euros. Es poco probable que en Wolfsburgo se atrevieran a sacar un Golf tan caro. Quizá se podría quedar a medio camino, pero ¿cuántos estarían dispuestos a pagar más de 50.000 euros por un Volkswagen compacto de altas prestaciones?

Capito nos comentó acerca de la puesta en producción del Golf R400 que habían estado haciendo estudios y que la gente no quería un Golf de 50.000 euros. "Pasarse a los 400 CV significa que pierdes la mitad del volumen de ventas, mientras que aumentas el coste de propiedad".

Por lo tanto, podemos ir olvidándonos del Volkswagen Golf R híbrido. Principalmente por una razón: el precio que tendría lo haría inviable económicamente...

Todo sobre Volkswagen

Acabados de Volkswagen Golf 2020 más populares:

Todo sobre Volkswagen Golf

Buscador de coches

Y además