Pasar al contenido principal

¿Quieres un Ferrari Monza SP2 diferente al resto? La respuesta está en Mansory

Si tienes un Ferrari Monza SP2, quizá sea un buen momento para dar el salto a las preparaciones de Mansory

El Ferrari Monza SP2 es uno de los grandes deportivos construidos por Ferrari en los últimos años. Un coche deportivo biplaza inspirado en viejas glorias, como el Ferrari 625 TF o el Ferrari 750 Monza. En el caso del Monza SP1, hablamos de un monoposto con un solo asiento. En el SP2, se añade un segundo.

Su mayor logro es llevar bajo el capó el motor V12 más potente que nunca se ha fabricado en Maranello. El bloque de 6,5 litros a 65º cuenta con un sistema de admisión de geometría variable muy similar al de los motores de Fórmula 1; con una inyección directa a 350 bares y una potencia generada de 810 CV y 719 Nm de par máximo hasta el límite de 8.900 rpm.

Evidentemente, tracción trasera y con un diseño espartano y deportivo que se centra en las emociones que sentirá el piloto al conducirlo. Una idea heredada de la historia de las barquetta del Cavallino Rampante, como el Ferrari 166 MM. Ahora, gracias al preparador Mansory, podrá ser aún más exclusivo.

Ferrari SP2 Mansory Bespoke

El objetivo de Mansory con esta preparación era el de abordar cuatro puntos clave del coche: el diseño, las llantas, el desempeño y el interior. Sin embargo, esto no quiere decir que los clientes puedan elegir y personalizar las diferentes piezas del coche como crean oportuno.

A nivel exterior, este Ferrari SP2 Mansory Bespoke incorpora un nuevo splitter frontal y un difusor trasero rediseñado, amén de unas taloneras más agresivas. Todo ello construido en fibra de carbono. La toma de aire del lado del conductor y las franjas que atraviesan el capó de forma transversal se han pintado en negro, con toques en color Rosso Corsa en algunas aristas de las piezas de carbono.

Detalles aerodinámicos del Mansory Ferrari Monza SP2
Detalles aerodinámicos del Mansory Ferrari Monza SP2.

Su motor V12 ha recibido una actualización de rendimiento que aumenta su potencia hasta los 830 CV y 740 Nm de par máximo. También se ha montado un nuevo sistema de escape con las tuberías pintadas en rojo y negro.

En cuanto a las suspensiones, se han puesto a punto y se han montado llantas forjadas de una sola pieza YT.5 Air con medidas de 9,5x21 y 12x22 para el eje delantero y trasero respectivamente. Sobre ellas, los neumáticos también han aumentado de tamaño, hasta los 275/30 ZR21 (eje frontal) y 335/25 ZR22 (eje posterior).

Finalmente, la asimetría del coche se ha continuado en el diseño interior, con el asiento del conductor pintado de negro y el del copiloto en rojo, con las costuras de la tapicería en amarillo. Todo ello con el objetivo de formar un eje óptico que separe el diseño del coche por la mitad.

Sin duda, todo un cambio de estética que no es tan agresivo como a los que nos tiene acostumbrados Mansory, sino que mantiene con elegancia el diseño original añadiendo a la ecuación algo más de deportividad, potencia y exclusividad.

Y además

Buscador de coches