Pasar al contenido principal

Las 10 mejores berlinas de los años 90

¡Buenos tiempos!

Imagen de perfil de Luis Guisado
Renault Safrane Biturbo 1993

¿Las 10 mejores berlinas de los años 90? ¿De verdad había tantas? Si has nacido en el siglo XXI, seguramente desconozcas que hubo una época en la que tus padres (o abuelos), cuando se querían comprar un coche, solo tenían que escoger si querían un cinco puertas o una berlina. ¿Sportback? ¿Fastback? ¿Shooting brake? Por no haber, no había ni coches híbridos y lo 'más top' eran modelos turbo... de gasolina. Se nos ha ido la cabeza, definitivamente...

Alfa Romeo 164 (1987-1997)

Alfa Romeo 164

Con un diseño como los que ya (casi) no se ven, el 164 salió de los diseños del estudio de Pininfarina en estado de gracia. El coche utiliza una plataforma que compartía con Lancia, Fiat y Saab y que se denominaba Project 4. La ingeniería era uno de sus puntos fuertes, ya que fue uno de los primeros coches en utilizar el diseño asistido por ordenador para la casi totalidad del proyecto.

En el Alfa Romeo servía para albergar motores de cuatro cilindros Twin Spark de como poco 150 CV y los deseados QV V6 de hasta 230 CV. También tuvo un sistema de tracción integral que era de los más avanzados de su época. Los italianos los desarrollaron junto a Steyr-Puch y permitía mandar el 100% de la fuerza a cualquiera de los dos ejes. Una lástima que algunos problemas de fiabilidad (achacables en muchos casos a un mantenimiento deficiente) dieran al traste con lo que podría ser un clasicazo hoy en día.

Audi A6 C5 (1997-2004)

Audi A6 C5

Cuando el Audi 100 recibió el restyling de 1994, también cambió el nombre: era el segundo modelo en llevar la 'A' que aún pervive tras el imponente A8. Pero en esta lista no voy a fijarme en ese primero, sino en el siguiente A6, el C5, que vivió entre 1997 y 2004. Un momento: ¿C5? No hablo de un Citroën, eso llegará más adelante, sino de la plataforma que también utilizaron los A6 Allroad y que es una evolución de la C1 que apareció en los años 60 con el primer Audi 100.

Si en esa época tenías cierta edad, seguramente recuerdes el impacto que causó el primer Audi A6 diseñado como eso, como A6. Su carrocería futurista tenía un coeficiente aerodinámico de 0,28 y sus motores estaban a la altura, con variantes V6, los poderosos V8 de los S6 y, cómo no, los 1.8 y 1.8T que tantas alegrías dieron al Grupo VAG.

BMW Serie 5 E39 (1995-2004)

BMW Serie 5 E39

Quizá una de las creaciones más emblemáticas del diseñador Joji Nawashima (también los Serie 3 E36 y E90 y el Z3 Roadster) y sin duda uno de los mejores BMW Serie 5 de todos los tiempos.

El BMW M5 E39 nació de rebote y otras curiosidades

El E39 fue el primer Serie 5 en usar aluminio masivamente y uno de los primeros coches en utilizar airbags de cortina. Su gama de motores se basaba en los gasolina de seis cilindros M52 (520i, 523i, 528i) y en el V8 M62 (540i), aunque más tarde la gama se completó con más variantes comos los 535i y, por primera vez, un diésel de cuatro cilindros.

Pero no puedo saltar a la próxima berlina de los años 90 sin hacer mención al que a mi juicio es el mejor BMW M5 que se ha hecho hasta la fecha. En serio. El BMW M5 E39 fue el primero (y, ejem, último), en montar un V8 atmosférico que encima estaba asociado a un cambio manual. Ese motor también trabajaba en los BMW Z8, así que te puedes hacer una idea de su rendimiento.

Citroën XM (1989-2000)

lujo frances francia coches bertone

Para muchos, un coche feo. Para mí, sin duda una de las mejores berlinas de los años 90 y, atención a lo que voy a decir, el último gran Citroën que se ha hecho. Sí, el C6 no estaba mal, pero le faltó el carisma de este modelo diseñado por Bertone.

En una época en la que los fabricantes no paran de hacer "homenajes" a sus antepasados (no pienses en el del nuevo Citroën C4 al GS, no pienses en el del nuevo Citroën C4 al GS, no pienses...), ese se inspiraba en el SM de los 70, esa creación imposible fruto de la colaboración con Maserati en una de las épocas más locas del automóvil.

El XM que todos querían era el 3.0 V6, el primer seis cilindros en un "Grand Citroën" desde, precisamente, el SM. También tenía los XU10, unos cuatro en línea de entre 115 y 150 CV en sus versiones turbo. Tampoco faltaron los diésel, los XU11. Eran cuatro cilindros de entre 83 CV (atmosférico; eran otros tiempos) y 130 CV con turbo.

Fiat Croma

Fiat Croma

Fue obra de Giorgetto Giugiaro para Italdesign y utilizaba la plataforma Project 4 (también Progetto Quattro, Type 4...) que compartía con los Lancia Thema, Saab 9000 y el 164 que ya henos visto.

Puede que le faltara algo de 'drama' que sí tenían sus compañeros de plataforma: el diseño de Pininfarina en Alfa Romeo, la versión 8.32 en el Thema o el encanto sueco en el Saab. Pero se puede apuntar el tanto de ser el primer coche del mundo en tener un turbodiésel de inyección directa. Era un 1.995 cc de 95 CV.

P.D.: Nótese que he obviado deliberadamente el Croma de 2005...

Ford Sierra (1982-1994)

Ford Sierra Cosworth

Aunque muchos seguro que pensáis que el Scorpio merece más estar en esta lista, creo que el Sierra le gana a lo puntos a su hermano mayor por muchas razones. La principal, bajo mi poco respetable punto de vista, es que su versión Cosworth es de lo mejorcito que poblaba las carreteras entre mitad de los años 80 y mediados de los 90. Y, además, mucho antes de que el Escort Cosworth (1992), quizá la variante más famosa de todas, siquiera pensara en aparecer.

Pero no solo por eso. Con una plataforma brillante y propulsión, utilizaba motores de cuatro cilindros de gasolina para las variantes normales y V6 para los XR4. También montaba un par de diésel: un 2.3 atmosférico de origen Peugeot y un bloque algo más moderno con 1,8 litros y turbo.

Lancia Thema (1985-1994)

Lancia Thema 8.32

Otro de los hermanos de la plataforma Type 4. Esta gran berlina italiana montaba motores V6 con pedigrí: al principio provenían de Fiat y los firmaba Aurelio Lampredi (ah, esos tiempos en los que un ingeniero estampaba su firma en un motor), aunque luego cambiaron y pasaron a ser de origen Alfa Romeo.También existieron bloques de cuarto cilindros y dos litros con y sin turbo y hasta un 2.5 TD que se fue refinando y mejorando. Empezó con 100 CV y acabó con 120.

Quizá la versión 8.32, con un motor que en origen era de los Ferrari 308 y Mondial lo llevó a la cumbre, aunque también es probable que todos recordemos este coche por el accidente mortal que tuvo Fernando Martín, el primer español en jugar en la NBA.

Peugeot 405 (1987-1997)

Peugeot 405 Mi16

Es quizá uno de las mejores berlinas medias de los años 90. Se daba tortazos en su época con los Renault 21, Opel Vectra y demás, aunque este francés tenía a su favor detalles como un diseño de Pininfarina.

La década de los 90 lo vio florecer, sobre todo a partir de 1992, cuando se presenta con un lugero rediseño exterior y un interior 'parido' por Paul Bracq.

En cuanto a los motores, utilizaba los XU9 de 1,9 litros (hasta 1992 había 1,4 y 1.6) con carburador de doble cuerpo (los XU9 2C) o inyección (J2), que pasaban de 110 a 125 CV. También existía el Mi16, con el mismo motor, pero que llegaba a 160 CV. A partir de este bloque Peugeot presentó el T16, con 200 CV (220 con overboost durante 45 segundos) para homologar el coche para competición.

Renault Safrane (1992-2000)

Renault Safrane

En mi adolescencia hubiera dado el brazo derecho de cualquiera que pasara por la calle por uno de estos. Bueno, no por uno cualquiera, sino por el V6 Biturbo, que utilizaba un tres litros con 262 CV. El toque técnico estaba en que de la mecánica se encargaba Hartge, mientras que en el interior hacía lo propio Irmscher. 

Ese V6 era el famoso PRV: eran las siglas de Peugeot, Renault y Volvo, quienes lo desarrollaron conjuntamente y que estuvo en activo desde mediados de los 70 hasta 1998. En las versiones normales tenía entre 170 y 190 CV, aunque bajo el capó también tenían acomodo motores de cuatro en línea, cinco en línea (origen Volvo) y hasta un par de turbodiésel.

Saab 9000 (1984-1998)

Saab 9000 Aero

Después de haberos daros la vara con los coches del Project 4, no podía acabar este listado con la última gran berlina de una marca peculiar como pocas. Peculiar porque según los registros se trataba del tercer modelo completamente nuevo en salir de Trollhattan. Teniendo en cuenta que la marca apareció oficialmente en 1945, no está nada mal.

Los suecos, lo que hacía lo hacían bien. El Saab 9000 recurrió a Italdesign, quien le confió el proyecto a Giorgetto Giugiaro (junto a Björn Envall; padre de los 900) para el primer diseño y además evolucionaron a su manera el chasis que compartía con Fiat, Alfa y Lancia. 

A partir de 1990 aparecieron versiones verdaderamente interesantes, como los 2.3 Aero o el CS Aero, que utilizaba un V6 turbo, un bloque proporcionado por General Motors cuando los americanos se hicieron con la marca Sueca. El 9000 desapareció y dio paso al 9-5, que sobrevivió hasta que en 2012 alguien al otro lado del mundo decidió que ya no más, llevando a una marca que nació diseñando aviones a la más absoluta de las quiebras. Su cierre dolió. Tanto, que circulan pegatinas con este eslogan: "Saab, created by airmen, closed by assholes".

No están todas. Lo sé

Sí, lo sé. Me he dejado muchas berlinas en el tintero, como esa que se compraron tus padres y que tan buenos recuerdos os traen. Quizá Estés pensando en modelos como en Nissan Bluebird, Mitsubishi Galant, Opel Vectra, Seat Toledo o Volkswagen Passat. Sin duda, todos ellos candidatos a un segundo tema relacionado. Permanece atento...

Buscador de coches

Y además