Pasar al contenido principal

Citroën Ami One Concept: la movilidad del futuro está aquí dentro

Imagen de perfil de Luis Guisado
El coche de piezas intercambiables

El vehículo que tienes en las fotos es el Citroën Ami One Concept. Se trata de un modelo que utiliza Citroën para estudiar cómo debería ser la movilidad del futuro y cómo se podría mejorar los costes de fabricación.

No te pierdas: todos los coches nuevos de 2019 

Esto último lo han conseguido con una curiosa idea: han diseñado un coche simétrico izquierda-derecha. Como lo lees: todo lo que ves en un lado se puede poner en otro, y esto incluye faros, pilotos... ¡y puertas! Aunque aquí hay truco, porque para poder utilizar la misma pieza en un lado y en oro la apertura debe estar invertida. Así, la del lado del conductor es convencional, mientras que la del lado del acompañante se abre al revés.

El coche 'casi' simétrico

Según la marca, con este sistema el Ami One Concept facilita la entrada al habitáculo, algo que encaja con la filosofía que están llevando a cabo desde hace un tiempo: la de hacer sentir bien a sus acompañantes. Lo cierto es que modelos como el nuevo Citroën C5 Aircross (prueba) ya lo llevan a cabo con un interior espacioso y pensado en la vida interior y un exterior desenfadado... y "diferente".

En el Citroën Ami One Concept, que será un de las novedades del Salón de Ginebra 2019, se mantiene ese interior pensado para los ocupantes. Cuando me monté en el pequeño concept me sorpendió la sensación de espacio, algo a lo que ayudan unas líneas muy sencillas y a colores vivos que además le dan un toque más desenfadado. También tiene toques curiosos: delante del asiento del pasajero hay un hueco para dejar bolsas y el techo de lona se puede abrir de manera "automática": unas gomas se encargan de recogerlo cuando lo sueltas el enganche al que va a asegurado. En cuanto a las ventanillas: o están subidas o bajas; no hay término medio. Esas cosas de la "economía" de producción.

La consola central no existe como tal, sino que se sustituye por un 'Drive Pod', que no es otra cosa que una columna que hace las veces de soporte para un par de controles vitales (como los warning) y para el altavoz del sistema de infotainment.

En este apartado está lo más llamativo del Ami One. En Citroën lo han pensado como un modelo que puedes tener cinco minutos o cinco años. Es decir, que podría utilizarse como coche de plataforma de carsharing o en propiedad. Por ello el control de todo el sistema lo haces con tu propio móvil a través de una aplicación específica: con ella puedes abrir las puertas escaneando un código QR colocado sobre los tiradores de caucho y tener toda la información relevante, como la velocidad o la autonomía. Para ello colocas el smartphone en a columna de dirección y una especie de Head-Up Display proyecta lo que aparece en la pantalla en un pequeño panel de cinco pulgadas.

Echa un vistazo: Peugeot 208 2019

Y no puede ser de otra forma: el Citroën Ami One Concept es un coche eléctrico. Utiliza una pequeña batería de apenas 6 kWh que se recarga en un par de horas y que alimenta a un motor de 6 kW. El modelo, que pesa 425 kilos y mide 2,5 metros de ancho y 1,5 de ancho y alto, puede alcanzar 45 km/h y está catalogado como cuadriciclo, por lo que se puede llevar sin carnet.

El coche de piezas intercambiables

En la marca aseguran que en una gran ciudad como París el recorrido medio es de 7 km, por lo que no se han preocupado en obtener una gran autonomía: con 100 km es más que suficiente para el día a día, más aun teniendo en cuenta el corto tiempo de recarga.

El Citroën Ami One Concept se ha desarrollado y construido en unos 12 meses, pero si esperas verlo en la calle, lo más seguro es que te aburras de esperar: se trata de un laboratorio con ruedas en las que investigar cómo debería ser la movilidad del futuro...

Y además