Pasar al contenido principal

No habrá Toyota GT 86 turbo (porque no se puede, así de fácil)

Dicen que no y que no se puede... dicen.

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Toyota GT86 sin turbo

Llevamos años con el tema recurrente y la polémica sobre si es conveniente o necesario un Toyota GT86 turbo. Pues la firma japonesa lo ha dejado claro: no, no habrá Toyota GT86 turbo. Básicamente porque, aseguran, que no se puede.

Ya sabes que las plataformas de construcción de los coches nuevos vertebran, precisamente, que haya unos coches u otros, es decir, que desde una misma plataforma pueden salir diferentes, no solo modelos, si no marcas, por ejemplo, con el caso de grupos automovilísticos cuyas fábricas dan a luz las bases sobre las que luego se asienten los vehículos concretos que cada firma vaya a vender.

Siete motivos por los que nos gusta el Toyota GT86

Por eso y, como ya sabrás porque te hemos hablado de la nueva plataforma Toyota New Global Architecture (TNGA) a partir de la que se construirá el nuevo Toyoya Auris y, parece ser que, aunque a partir de ésta se vayan a ensamblar coches híbridos con turbo, ésto no es adaptable a las características del bloque boxer del Toyota GT86.

Además, hay que entender que en la concepción del GT86 no solo fue obra de Toyota, sino que, como sabes de sobra, fue conjunto con Subaru, es más, el bloque bóxer es mayoritariamente de la marca de las Pléyades por lo que la excusa es buena. O no...

El 'Toyota'  GT86 Turbo sí exite

...No, no es excusa porque, (ojo, entra el sarcasmo) en el lejano y olvidado 2012 una marca desconocida llamada Gazoo Racing MN presentó un GT86 turboalimentado. Sí. GRMN, que por entonces era una marca integrada en Toyota, no como actualmente se le considera como submarca con capacidad de acción propia, presentó una versión de la primera caja del GT86, un modelo que rendía 320 CV y 410 NM obtenidos a partir del bloque de origen al que bautizaron como SPORTS FR Concept. Otro tema es que no se llegara a vender, como buen concept que fue.

Además, el kit no era solo mecánico sino que afectaba a la mejora de frenos, suspensiones y aerodinámica, de hecho, recordaba a un Lexus LFA.

No, no se podrá hacer una línea propia para un GT86 turbo pero que poderse hacer, se puede y lo hizo una marca perteneciente a Toyota como es la que ahora ha tomado el propio vehículo para comercializar (solo en el mercado japonés) la variante Gazoo Racing 86 que ya te presentamos.

De todas formas, tienes la información sobre el Toyota GT86 en nuestra sección de fichas.

Lecturas recomendadas