El nuevo Volvo S60 no tendrá motores diésel... nunca más

La nueva estrategia de la marca sueca ya está en camino...

Volvo V60

Aunque no llegará hasta pasada la primavera, ya conocemos que el nuevo Volvo S60 no tendrá motores diésel. Nuestros compañeros de Autobild.es han desvelado que la estrategia de la marca sueca es ir más allá de los propulsores tradicionales, tal y como marcan los nuevos tiempos. 

No te pierdas: ¡El coche volador de Volvo aterriza en 2019!

Por tanto, podemos esperar que a partir de 2019 -recuerda que no habrá más Volvo nuevos hasta 2020- todos los coches nuevos de la compañía estarán electrificados de una manera u otra. Esto quiere decir que o bien veremos híbridos o híbridos enchufables (siempre asociados con un bloque gasolina) o vehículos 100% eléctricos. 

Con esto, el objetivo de Volvo es que el 50% de las ventas mundiales en el año 2025 sean coches eléctricos y ha sido el Volvo S60, montado sobre la plataforma escalarle (SPA), el encargado de dar el paso de una filosofía a otra. Incluso se ha hablado de que los Mercedes eléctricos podrían ceder su motores a Volvo.

 

 

Cuando aterrice en el mercado, el S60 lo hará por tanto con una gama de motores de gasolina y cuatro cilindros Drive-E y con dos versiones híbridas enchufables. Además, para el próximo año podemos esperar la variante de hibridación media o ‘mild-hybrid’.

La marca ya no desarrollará, por tanto, una nueva generación de motores diésel, tal y como ha afirmado el presidente y director ejecutivo de Volvo, Hâkan Samuelsson. Por cierto, te recuerdo que el Volvo S60 se fabricará en la planta de Charleston, en Estados Unidos; su variante familiar, el Volvo V60 2018 ya está a la venta... ¡y puedes disfrutarlo con tarifa plana!

Toda la información sobre el Volvo S60 está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas